Vacunación en gatos. Todo lo que debes saber

Vacunación en gatos. Todo lo que debes saber

Para mantener sano a tu gato y evitar que contraiga enfermedades que pongan en riesgo su salud y vida, debes cumplir con un sistema de vacunación gatos. Aprende junto a Los amigos no se compran, cuales son todas las vacunas que necesita tu gato, y cuando hay que colocársela. Cumplir con el esquema indicado, le garantizará una alta calidad de vida en su desarrollo, y durante toda su vida.

¿En qué consiste la vacunación en gatos?

La vacunación gatos es un sistema de protección que solo es administrado por veterinarios certificados, mismos que te darán una cartilla donde se identifican todas las vacunas que el gato ha recibido durante su vida.

Vale mencionar que las vacunas son inyecciones de patógeno que no provocan enfermedades. Más bien, lo que se busca es que el felino desarrolle anticuerpos que eviten o reduzcan las posibilidades de infectarse y desencadene una enfermedad en específico.

¿Son obligatorias todas las vacunas?

Si, son obligatorias. Pero lamentablemente, algunas personas omiten estos pasos importantes por la vacuna gatos precio, exponiendo a su mascota a enfermedades que pueden acabar con su vida, y que terminan siendo más costosas que las propias vacunas.

Ahora bien, la buena noticia es que hay centros veterinarios como “Los amigos no se compran”, que ofrecen precios asequibles de las vacunas de gatos, e incluso puedes encontrar algunas totalmente gratuitas.

¿Cuántas vacunas se le deben de poner a un gato y cuando hacerlo?

No solo hay que considerar las vacunaciones gato sino también cuando hay que colocárselas. Y es que hay algunas vacunas que requieren de una segunda dosis. Por eso, presta atención al calendario vacunas gatos que te explicamos a continuación:

Calendario de vacunas de gatos
Enfermedad Aprox. A los 6-8 semanas Aprox. A los 2 meses Aprox. A los 3 meses Aprox. A los 4-6 meses Cada año
Leucemia

X

   

X

 
Rinotraqueitis  

X

X  

X

Panleucopenia  

X

X  

X

Calcivirosis  

X

X  

X

Rabia      

X

X

 

8 semanas  Trivalente felina

La vacuna trivalente gatos es la que ofrece inmunización contra la rinotraqueítis, la panleucopenia y el calicivirus. Por lo general, esta se aplica después de las 8 a 9 semanas del gatito. Cabe mencionar que esta cuenta con una segunda dosis.

11-12 semanas 2ª dosis trivalente felina

Después de 3 o 4 semanas de aplicada la primera dosis de trivalente felina, es necesario aplicar un refuerzo. Después de esto, la siguiente dosis será al año y se deberá aplicar anualmente. Aunque en algunos casos, pudiera extenderse ese tiempo hasta 3 años, de acuerdo a la composición de la vacuna y el estilo de vida del gato.

Por ejemplo, el sí gato no sale de casa y, por ende, no tiene contacto con el exterior, puede extenderse el tiempo de los refuerzos. No obstante, siempre es recomendable seguir las indicaciones del veterinario para el esquema de vacunas para gatos.

16 semanas  Leucemia felina

La primera vacuna de la leucemia es el inicio para prevenir esta enfermedad infecciona que baja las defensas de tu gato y puede hacer aparecer tumores. Vale mencionar que esta vacuna necesita un refuerzo. Aunque el calendario de vacunación indica que la primera dosis es a las 6 u 8 semanas, es posible extender ese tiempo, según indicaciones del veterinario.

19 semanas  2ª dosis leucemia felina

La dosis de la leucemia felina se aplica unas 3 o 4 semanas después de aplicada la primera dosis. Esta es igual que la primera, es decir, 1ml por vía intramuscular o subcutánea. Este refuerza elimina toda posibilidad de contraer la enfermedad que produce inmunodeficiencia.

6 meses  Rabia

La vacuna rabia gatos es obligatoria para viajar con el animal. Después de los 4 meses de vida, es posible inmunizarlo contra esta enfermedad, pero lo más recomendable es que sea después de los 6 meses. Pero, debes saber que de acuerdo a la vacuna que se ha aplicado, puede necesitar un refuerzo cada año o hasta 3, de acuerdo a indicaciones del veterinario.

Vacunación en gatos. Todo lo que debes saber

Enfermedades que se combaten con la vacunación

La vacunación en gatos permite inmunizarlo contra enfermedades que afecten su salud, o peor aún, que pongan en riesgo la vida del gatito. Si le aplicas las vacunas adecuadas a tu gato, lo estarás protegiendo de las siguientes enfermedades:

Panleucopenia felina

Conocida también como moquillo, la panleucopenia tiene un cierto parecido con el parvovirus de los perros. Es por eso que sabemos que se contagia de un animal a otro y se propaga rápidamente. Otro riesgo es que este virus es bastante resistente, por lo que hay alto riesgo de que el gato muera en el proceso, más si no está vacunado.

Para protegerlo, hay que vacunarlo con la trivalente, o bien con la vacuna pentavalente gatos que también incluye inmunización a herpesvirus felino (FHV-1), el calicivirus felino (FCV), el virus de la leucemia felina (FeLV) y Chlamydia felis.

Rinotraqueitis

También se conoce como gripe felina, misma que se contagia por el calivirus y el herpesvirus. Aunque parezca inofensiva, esta enfermedad es bastante contagiosa y peligrosa, pudiendo ocasionar neumonía y hasta ceguera en tu gato. Si no se trata a tiempo, el gato puede morir rápido.

Calcivirus felino

Al igual que el anterior, el calcivirus se considera un tipo de gripe felina. Esta se evita aplicando la vacuna pentavalente o bien, la trivalente. De lo contrario, el gato que contraiga la enfermedad recibirá un impacto en su sistema inmunitario, afectará sus vías respiratorias y contagiará a cualquier animal que esté a su alrededor.

Leucemia felina

La razón del por qué la vacuna leucemia felina es obligatoria, es porque esta enfermedad no tiene cura. A medida que avanza la enfermedad, se producen tumores y trastornos en el desarrollo de glóbulos.

Por lo general, son los gatos que están en la calle, los más afectados, pero también tu gatito puede estar en riesgo. Es por eso que debes vacunarlo después de la semana número 6. En muchos casos, supone un refuerzo anual o cada tres años, según indicaciones de los profesionales de confianza de “Los amigos no se compran”.

Rabia

Tanto el gato como el humano está en riesgo con esta enfermedad. Por eso, es necesario vacunar al animal cuando así se indique el calendario de vacunación. Además, si quieres viajar con tu gato, esta vacuna se solicita de forma obligatoria. Recuerda que la rabia es mortal, por lo que debes vacunarlo a tiempo para evitar riesgos.

Vacunación en gatos. Todo lo que debes saber

Efectos secundarios de una vacunación en gatos

Sobre todo, si es la primera vacuna gatos es posible que el gato presente algunos síntomas o efectos secundarios. No te preocupes, esto es totalmente normal. Solo necesita vigilancia y en caso tal, pudieras llevarlo al veterinario para una revisión completa y que reciba el tratamiento indicado según el efecto que se ha presentado.

Más cansado o apático de lo normal

Este síntoma se relaciona con las vacunas de gatos, y de hecho nosotros también lo hemos experimentado. Por eso, resulta ser un efecto leve y que solo requiere de unas horas para que vuelva al estado de ánimo de siempre.

Más caliente de lo normal

Es posible que el gato presente fiebre después de la vacuna. Vale mencionar que esta es una respuesta natural del sistema inmune. Por lo que no es un síntoma que indique que la vida del animal corre peligro. Con un analgésico indicado por el veterinario bastará para aliviar este síntoma.

Falta de apetito

Tal síntoma está relacionado con los dos anteriores, por lo que es natural que aparezca después de la vacuna. En este caso, lo más importante es mantenerlo hidratado hasta que le vuelva el apetito.

Enrojecimiento o inflamación de la zona

Hay gatos que pueden ser sensibles a las inyecciones, por lo que pudieran aparecer lesiones cutáneas que indiquen que hay rechazo de la piel a la vacuna. Un antialérgico especial para gatos bastará para eliminar este síntoma. Pero claro, hay que seguir las indicaciones del veterinario.

Asfixia o problemas respiratorios

Este probablemente es el síntoma de mayor consideración. Pero, este síntoma es muy poco probable. Si notas que a tu gatito le cuesta respirar después de la vacuna, llévalo al veterinario. Además, se recomienda esperar un tiempo prudente para salir del centro veterinario después de una vacuna. De esa forma, se podrá dar atención inmediata en este caso.

Carrito de compra