Que hacer si mi perro come arena de playa

Que hacer si mi perro come arena de playa

Perro comiendo arena y suciedad

Es verano, y ¿qué podría ser mejor que un día de playa con tu mejor amigo canino? Llevas un montón de agua fresca, una toalla y una pelota de tenis, ¡y ya estás listo! Pero suponga que cada vez que su perro recupera la pelota de tenis en la playa, ésta se cubre de arena. Antes de que te des cuenta, tu perro de campo se ha tragado una buena cantidad de esas pequeñas partículas. Entonces, ¿cuál es el problema?

Los perros que visitan la playa corren el riesgo de sufrir lo que los veterinarios denominan impactación intestinal de arena. Esta afección puede hacer que los perros se pongan muy enfermos y es potencialmente mortal, y suele requerir la intervención de un veterinario de urgencia.

Las partículas de arena son muy pequeñas, pero cuando se mojan, se vuelven pesadas y se compactan en un bulto sólido. La arena que ingiere el perro se humedece de forma natural y, si es suficiente, puede obstruir todo el tracto intestinal.

Lleva mucha agua fresca y asegúrate de ponerla a disposición de tu perro en todo momento. No permitas que beba el agua salada. Además de tragar arena, corre el riesgo de desarrollar una intoxicación por agua salada.

Remedios caseros para que el perro coma arena

También es una buena oportunidad para que nuestros amigos peludos se relacionen con otros perros y personas. Por suerte, hay zonas específicas de la playa de Cronulla que admiten perros antes de las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde. Haga clic aquí para saber qué zonas admiten la visita de perros. Sin embargo, para mantenerlos a salvo mientras están en la playa, es importante conocer y evitar los peligros específicos que están presentes en la playa, como las quemaduras solares, la insolación, la arena caliente, las medusas, la ingestión de arena y objetos extraños, y el propio océano.

Al igual que nosotros, los perros también pueden sufrir quemaduras solares. Los perros de piel pálida y pelaje corto tienden a correr un mayor riesgo, y las zonas de pelaje más fino, como la nariz, las orejas y el vientre, son más susceptibles, y si tiene un perro blanco, es buena idea mantenerlo a la sombra. Como los protectores solares para humanos pueden ser tóxicos para los perros, sobre todo porque tienden a lamerlos, es mejor evitar su uso. Afortunadamente, existen protectores solares aptos para perros que pueden proteger a tu mejor amigo de los dañinos rayos UV. Póngase en contacto con el equipo de Cronulla Vet Clinic para obtener más información sobre los protectores solares para perros.

¿Qué tan común es la impactación de arena en los perros?

Ir a la playa con su perro puede ser una experiencia estupenda y relajante, pero conlleva un pequeño riesgo. Tu perro puede pensar que la arena es comestible y acabar ingiriendo cantidades desconocidas de arena. Si su perro ha comido arena de la playa, siga esta guía para ayudarle a superar esta situación potencialmente peligrosa.

Si sabe que su perro ha comido arena lo primero que debe hacer es llamar al veterinario. Es importante llamar al veterinario de inmediato porque la ingestión de arena puede poner en peligro la vida del perro si la arena permanece en los intestinos el tiempo suficiente y dificulta el movimiento intestinal. También debe vigilar a su perro para detectar síntomas preocupantes, como vómitos y letargo.

Si su perro vomita sangre o algo que parece café molido, se trata de una situación grave. También hay que vigilar otros síntomas graves, como dolor de barriga intenso, anorexia, encías pálidas y heces negras. Las heces negras son graves porque si son negras es probable que haya mucha sangre en ellas.

Estos síntomas en particular podrían dar lugar a una situación de riesgo para la vida. Llame al veterinario y explíquele qué síntomas está experimentando su perro, si es que tiene alguno. El veterinario le indicará los mejores pasos a seguir en ese momento, incluidos los cuidados en casa que podría probar si los síntomas son lo suficientemente leves.

Mi perro hizo caca de arena

Es verano, y ¿qué puede ser mejor que un día de playa con tu mejor amigo canino? Llevas un montón de agua fresca, una toalla y una pelota de tenis, y ya estás listo para salir. Pero suponga que cada vez que su perro recupera la pelota de tenis en la playa, ésta se cubre de arena. Antes de que te des cuenta, tu perro de campo se ha tragado una buena cantidad de esas pequeñas partículas. Entonces, ¿cuál es el problema?

Los perros que visitan la playa corren el riesgo de sufrir lo que los veterinarios denominan impactación intestinal de arena. Esta afección puede hacer que los perros se pongan muy enfermos y es potencialmente mortal, y suele requerir la intervención de un veterinario de urgencia.

Las partículas de arena son muy pequeñas, pero cuando se mojan, se vuelven pesadas y se compactan en un bulto sólido. La arena que ingiere el perro se humedece de forma natural y, si es suficiente, puede obstruir todo el tracto intestinal.

Lleva mucha agua fresca y asegúrate de ponerla a disposición de tu perro en todo momento. No permitas que beba el agua salada. Además de tragar arena, corre el riesgo de desarrollar una intoxicación por agua salada.

Carrito de compra