Qué hacer cuando mi perro tiene diarrea con sangre

¿Qué hacer cuando mi perro tiene diarrea con sangre? 👀

Todos nos preocupamos cuando nuestro perro tiene una diarrea con sangre. Y no es para menos. La diarrea es un padecimiento gastrointestinal que también aqueja a los humanos, así que sabemos bien lo que debe sentir tu mascota. Sobre todo, cuando hay sangre en ella.

Son muchos los motivos que pueden llevar a tu fiel amigo a padecer de este síntoma, que suele ser el aviso de una enfermedad mucho más grave. De algo tan sencillo como una mala alimentación, puede derivar una enfermedad grave. Presta atención porque a continuación te daré algunos tips que te ayudarán a identificar el motivo de la diarrea de tu perro.

Vigila su comportamiento 👀

Qué hacer cuando mi perro tiene diarrea con sangre triste

Los perros, poco a poco se ganaron su lugar a nuestro lado, y hoy son los perfectos acompañantes para cualquier persona. Sin embargo, al igual que nosotros, también se enferman.

Y, como harías con cualquier miembro de tu familia, debes mantenerte atento a su salud. Los perros, a diferencia de nosotros, carecen de lenguaje hablado, así que debes estar muy pendiente a sus costumbres y hábitos. De este modo sabrás cuando tu mascota sufre de alguna intoxicación u otra afección intestinal.

La clave es la observación 🔍

Qué hacer cuando mi perro tiene diarrea con sangre shit

Para saber si tu perro sufre de algún padecimiento intestinal basta con observar con qué frecuencia defeca, la consistencia y contenido de sus heces.

Si detectas que la frecuencia de evacuación de tu mascota ha aumentado. O que la consistencia es acuosa y presenta rastros de sangre, ha llegado el momento de visitar a un veterinario.

Quizás no sea nada alarmante, pero debe ser un especialista quien se encargue del asunto. Puede que tu mascota no sea un ser humano, pero si has decidido tenerla a tu cargo, trátala con el afecto y dedicación que se merece.

🧑🏻‍⚕️ Algunas causas que provocan diarrea con sangre en un perro

Lo que conocemos como diarrea no es más que un exceso de líquido o agua en las heces fecales. Es una deshidratación forzada del organismo, destinada a eliminar sustancias nocivas del cuerpo, producto de alguna intoxicación, indigestión o sobre alimentación. Lo principal es que entiendas que la diarrea no es una enfermedad, es un síntoma de otro padecimiento.

No obstante, a veces las causas son tan simples como una condición insalubre en el lugar de alimentación (plato sucio, presencia de moscas, agua estancada, etc.)

La diarrea con sangre de tu perro también puede ser síntoma de alguna patología mucho más grave, como tumores o algún desarreglo digestivo.

Visita al veterinario 🧑🏻‍⚕️

veterinario

Si estás al tanto de las rutinas de tu perro, no te será difícil detectar alguna irregularidad en las mismas. Un simple vistazo puede bastar para determinar si es un evento aislado o si es algo que se torna habitual. Si fuera este el caso, lleva a tu perro al veterinario, quien, a través de muestras de sangre, establecerá la gravedad y, con un correcto diagnóstico, podrá indicarte el tratamiento adecuado para una pronta recuperación.

Una diarrea aislada puede deberse a una simple indigestión. Pero cuando esta diarrea en el perro presenta sangre, es un claro síntoma de algún desequilibrio mayor. Los motivos pueden ser varios, desde una bacteria hasta un tumor. El Parvovirus suele ser una de las causas más frecuentes para la aparición de este síntoma, pero este suele contraerse a edades tempranas. Los tumores suelen ser frecuentes a edades avanzadas, y las razas pequeñas suelen ser más propensas a contraer parásitos intestinales, lo que, a largo plazo, aumenta el riesgo de aparición de tumores.

Puedes ayudar al veterinario en su diagnóstico. Si las heces son blandas y la sangre se presenta de color rojo vivo, Lo más común suele ser alguna afección del colón o hematoquecia.

Por otra parte, si las heces se presentan con una consistencia sólida y la sangre es de color negro o coagulada, es muy posible que la dolencia se encuentre en el estómago. Por supuesto, estos son solo diagnósticos diferenciales. Cada organismo, como cada perro, es distinto y único.

Será necesario que un especialista determine, con análisis y pruebas, qué padecimiento aqueja a tu mascota, teniendo en cuenta factores como el tipo de alimentación que le brindas y la frecuencia con que se hidrata tu perro; así como ciertas predisposiciones genéticas, pueden provocar dolorosos padecimientos gastrointestinales agudos.

Algunas precauciones profilácticas a tomar 👨🏻‍🔬

Una variación brusca de su dieta puede provocar irritación o crecimiento descontrolado de la flora bacteriana en los intestinos, o lo contrario, un debilitamiento de la misma, dejando el organismo vulnerable a cualquier infección.

De igual modo conviene tener bien vigilados y en lugares altos y distante sustancias tóxicas o venenosas, como el veneno para ratas y los productos de limpieza.

En caso de que una desafortunada eventualidad como esta ocurra, es muy importante que acudas con tu mascota al departamento de urgencias de la clínica veterinaria más cercana. Lleva el frasco o envase del producto ingerido para poder determinar correctamente la cantidad engullida y poder administrar la dosis correcta del medicamento.

El estrés también afecta a nuestras mascotas tanto como a nosotros. Las alteraciones bruscas de sus rutinas, las mudanzas, la desatención, e incluso la enfermedad de algún miembro de la familia, puede provocar que nuestro perro presente episodios de diarrea con sangre.

Puede que consigas detectar la causa a tiempo y su salud recupere la normalidad, pero siempre es recomendable, por las dudas, que visites a tu veterinario y sea este quien determine el mejor tratamiento a seguir.

Un buen método que te aliviará sinsabores innecesarios a ti y a tu mascota es una correcta y temprana desparasitación. La etapa recomendada es antes de cumplir el año. Si por alguna razón tu mascota llega a ti después de pasada esa fecha, no importa. Igual puedes someterlo al tratamiento antiparasitario para asegurarle una correcta salud intestinal.

Patologías más comunes por la sangre en la diarrea del perro 👨🏻‍🔬

  • Parásitos: nematodos, anquilostomas, tricocéfalos, protozoarios… suelen presentarse en los ejemplares más jóvenes, cachorros de menos de un año.
  • Melena: suele ser un padecimiento asociado al tracto digestivo. La diarrea del perro presenta un color oscuro a causa de la sangre digerida y con un olor muy fuerte y desagradable. Puede ser generado por el hábito de lamerse las heridas.
  • Gastroenteritis hemorrágica: en este caso es un especialista quien debe hacer el diagnóstico para recomendar el tratamiento a seguir.
  • Pólipos rectales: estas lesiones, que pueden ser benignas o malignas, se ubican alrededor del ano y tienden a infectarse generando sangrado que se mezcla con las heces.
  • Bacterias y tumores: bacterias como las Clostridium y la Campylobacter sueles causar infecciones que provocan un profuso sangrado rectal. Los tumores tampoco son algo extraño en los perros, sobre todo en aquellos de raza pequeña, y cuando se ubican en los intestinos provocan un doloroso y sangrado intermitente.
  • Parvovirus: este virus es el causante de la muerte de muchas mascotas antes de su primer año. Heces sangrantes y vómitos incontrolables provocan una peligrosa y rápida deshidratación del perro.

No descuides a tu perro cuando tenga diarrea con sangre

perro sano

Cualquiera que sea la causa de la diarrea con sangre de tu perro, lo principal es que no pierdas ni un minuto y la lleves al veterinario.

Puede que tengas que esperar algunas horas antes de hacerlo. Si fuera este el caso, algo que puede hacer para aliviar los malestares de tu mascota es mantenerlo correctamente hidratado y proporcionarle una dieta blanda a base de pollo, pavo, calabaza, patata y arroz hervido, sin grasas ni sal.

Luego de un correcto diagnóstico y la prescripción de los medicamentos pertinentes, no olvides que una correcta alimentación basada en una dieta rica en fibra y alimentos probióticos ayudará a prevenir la mayoría de estos padecimientos gastrointestinales.

Recuerda siempre que nuestras mascotas son un miembro más de la familia, que nos regalan su amor y fidelidad sin condiciones. Están en nuestros momentos felices y en los más difíciles. Merecen todo nuestro cuidado y cariño, desde su primer hasta el último de sus días. Cuida su salud, has su vida más placentera y él te lo retribuirá con el cariño más puro y sincero del mundo.

Carrito de compra