Puede comer cacahuetes un perro

Puede comer cacahuetes un perro

Comentarios

Los indios suelen comer cacahuetes a cualquier hora del día. Así que es justo preguntarse si los perros también pueden comer cacahuetes. La respuesta a esta pregunta sería, afortunadamente, ¡sí! Su perro puede comer cacahuetes, y no se consideran tóxicos para ellos.

Puede ofrecerle una pequeña porción de cacahuetes crudos sin sal como recompensa durante el adiestramiento o al darle un refuerzo positivo. En volumen, puede proporcionar unos diez cacahuetes a los perros grandes, 5 a los medianos y 2 a los pequeños, además de moderar el consumo a unas 2 ó 3 veces por semana.

Tenga cuidado con este ingrediente, ya que el xilitol es venenoso para su perro. Recuerde comprobar los ingredientes en la etiqueta del paquete de cacahuetes antes de dárselo a su perro. El xilitol es un sustituto del azúcar que se encuentra comúnmente en alimentos aptos para diabéticos, como chicles sin azúcar, caramelos, bebidas, etc.

Es un excelente sustituto de cualquier medicamento de olor fuerte que pueda ser importante para su perro. El sabor dulce y cremoso y la textura de la mantequilla de cacahuete reducen la capacidad del perro para identificar cualquier sustancia extraña como una píldora mezclada en ella.

Cacahuetes para perros

Los cacahuetes normales, sin procesar, suelen ser buenos para los perros. Aunque la mayor parte de la dieta de un perro debe consistir en proteínas de origen animal (carne), ya que son carnívoros facultativos. Esto significa que pueden comer algo de materia vegetal, por lo que los cacahuetes pueden ser un buen bocado, aunque con moderación.

Los cacahuetes están llenos de carbohidratos y proteínas, por lo que son ideales para que su perro tenga energía hasta la hora de la cena. También contienen pequeñas cantidades de calcio, que es bueno para la salud de los huesos y los músculos, así como hierro, un componente clave de los glóbulos rojos.

Toda la información anterior se refiere a los cacahuetes crudos sin procesar, del tipo descascarillado de las nueces de mono. De hecho, éstos son los únicos tipos de cacahuetes que debe comer su perro: crudos o tostados en seco. Los cacahuetes salados, recubiertos de miel o con cualquier otro tipo de sabor no son seguros. Suelen contener niveles poco saludables de azúcares y sal, o incluso pueden ser tóxicos debido a un edulcorante llamado xilitol (más información sobre esto más adelante).

Limítate a dar un puñado de cacahuetes al día como máximo, como premio por su buen comportamiento o para disimular el sabor de las pastillas que tengas que darle. Recuerda que los cacahuetes no deben sustituir a su dieta normal, así que intenta dárselos fuera de las horas de las comidas normales, por ejemplo, después de hacer ejercicio para aumentar la energía.

Nombre de perro de Peanuts

Cuando se trata de la salud de su perro, no todos los cacahuetes y mantequillas de cacahuete son iguales. Los cacahuetes están cargados de proteínas, vitamina B-6, vitamina E, niacina y grasas saludables. Esto significa que los cacahuetes y la mantequilla de cacahuete ofrecen a sus perros un tentempié rico en proteínas del que no se cansan. Sin embargo, existen algunos riesgos asociados tanto a los cacahuetes como a la mantequilla de cacahuete.

Los mejores cacahuetes para los perros no son los deliciosos y salados que prefiere la mayoría de la gente. Los cacahuetes tostados en seco (o crudos) y sin sal son los únicos realmente seguros para los perros, aunque su perro probablemente estará bien si consigue recoger uno o dos cacahuetes salados del suelo. Sin embargo, los cacahuetes salados contienen más sodio del que su perro necesita y pueden ser perjudiciales para su salud si se ingieren en grandes cantidades, por lo que es mejor evitar alimentar a los perros con cacahuetes salados. Esta es una razón por la que algunos propietarios prefieren hacer su propia mantequilla de cacahuete. La mantequilla de cacahuete hecha en casa permite a los dueños controlar la cantidad de aceite y sodio que entra en la receta, y también elimina el creciente riesgo de intoxicación por xilitol.

Perro de mantequilla de cacahuete

El cacahuete es una legumbre con semillas comestibles. Ha llegado a nuestras mesas como aperitivo salado o como crema para untar en las tostadas. Los cacahuetes constituyen una sabrosa fuente de proteínas y grasas en nuestra propia dieta, por lo que es natural que queramos compartirlos con nuestros amigos de cuatro patas. Los cacahuetes no son tóxicos para los perros, pero hay que tener en cuenta algunas cosas antes de añadirlos a su dieta.

No existen investigaciones específicas sobre los beneficios nutricionales de los cacahuetes en los perros. Sin embargo, dado que los cacahuetes son un ingrediente tan popular en nuestra cocina, se han explorado sus propiedades funcionales. Los cacahuetes contienen valiosos nutrientes, como aminoácidos, fibra y minerales. También contienen compuestos que se han asociado a la prevención de enfermedades en las personas.

Muchas bolsitas de cacahuetes para aperitivos llevan un aroma añadido para hacerlos especialmente tentadores. La sal es uno de los ingredientes añadidos más comunes. Es mejor evitar añadir sal a la dieta de su perro. Puede causar un exceso de sed y, en casos graves, puede provocar toxicidad por sodio. La mantequilla de cacahuete también se encuentra en la lista de productos con sal añadida. Algunos veterinarios recomiendan utilizar la mantequilla de cacahuete como una forma sabrosa de ocultar las pastillas, pero compruebe primero la etiqueta para asegurarse de que es segura para el perro (por ejemplo, si contiene o no xilitol tóxico). Hay algunas mantequillas de cacahuete que se pueden comprar hechas específicamente para perros, pero cualquier mantequilla de cacahuete que sólo tenga cacahuetes en la lista de ingredientes será adecuada.

Carrito de compra