Porque los perros a veces no quieren comer

Porque los perros a veces no quieren comer

¿Se está muriendo mi perro?

Puede ser un momento realmente preocupante cuando su perro deja de comer. Desgraciadamente, la anorexia o pérdida de apetito puede deberse a una serie de razones. Para determinar el tratamiento que debe aplicarse a su perro, es importante identificar la causa subyacente de la reticencia a comer.

La pérdida de apetito en un perro puede ser un signo de enfermedad, por lo que es importante buscar ayuda veterinaria si nota cambios en los hábitos alimentarios normales de su perro, sobre todo si éste suele comer bien. Es mejor llegar al fondo del problema lo antes posible, ya que si no se trata durante varios días puede provocar deshidratación y desnutrición.

La anorexia verdadera se produce cuando el perro simplemente se niega a comer, y suele estar asociada a enfermedades graves. La pseudoanorexia es otro tipo de anorexia que se produce cuando el perro tiene hambre y realmente quiere comer, va al cuenco de la comida, pero no puede comer debido a una dificultad para masticar o tragar.

Si su perro deja de comer durante uno o dos días, pero por lo demás está activo y alerta, entonces está bien vigilarlo inicialmente. Puedes ofrecerle comida casera blanda, como pollo y arroz hervido, que es una dieta sabrosa pero fácil de digerir. Prueba a calentarla un poco en el microondas, ya que a veces esto les incita a comer. Puedes ofrecerle comidas más pequeñas con más frecuencia. Retira las sobras que no hayan comido en 15 minutos y ofrécelas de nuevo unas horas después. Evita cortar y cambiar la dieta y ofrecer demasiados tipos de alimentos diferentes. A veces, un cambio rápido de comida puede provocar un malestar estomacal, lo que puede complicar las cosas. Procure evitar los alimentos tóxicos, como la cebolla y el ajo.

Lunares del perro

Tras licenciarse como veterinaria en la Universidad de Nottingham, la Dra. Joanna Woodnutt pasó a ejercer la medicina de animales de compañía en las Midlands. Rápidamente se aficionó a la consulta y a ayudar a los clientes con problemas médicos como la dermatología, el comportamiento y la nutrición, todo lo que implicaba ayudar a los clientes a entender mejor a sus mascotas. Jo comenzó a escribir sobre la salud de las mascotas en 2017, dándose cuenta de que podía ayudar a más padres de mascotas. Desde entonces, ha escrito para innumerables publicaciones online e impresas y es colaboradora habitual de la revista Edition Dog. Jo vive ahora en las Islas del Canal con su marido Ian y su terrier Pixie, y están esperando su primer hijo muy pronto.

Más sobre perrosUn refugio de animales que no mata crea una lista de deseos para un perro moribundo en lugar de eu…  El veterinario provoca el debate con su lista de las cinco peores razas de perros que no…  ►LatestDistemper en perros: Guía veterinaria sobre los signos y el tratamiento’ ►Ver más novedades ►

Dieta para perros

Por este motivo, resulta útil buscar señales o “pistas” que indiquen que un cachorro no se siente bien. Esto puede incluir síntomas de enfermedad (como vómitos), o puede significar un cambio sutil en el comportamiento, como comer o beber menos de lo habitual.

Una posible causa de la disminución de la ingesta de agua podría ser un cambio de alimentación. Si alimenta a su perro con comida seca y empieza a incorporar a sus comidas comida enlatada u otro alimento con mayor contenido de humedad, es posible que su mascota no beba tanta agua de su cuenco, ya que está recibiendo más agua a la hora de comer. Esto es perfectamente normal, así que no hay que preocuparse.

En el otro extremo, si su perro bebe más agua de lo habitual y no come, podría ser un síntoma de un problema de salud subyacente, y es importante que hable con su veterinario.

Es importante abordar directamente la causa subyacente para garantizar que la pérdida de apetito se resuelva realmente (o se controle lo mejor posible en el caso de una enfermedad crónica). Si no se trata la causa subyacente, la anorexia podría reaparecer tras la interrupción de los cuidados de apoyo.

El perro no quiere beber agua

Puede ser muy preocupante que su perro no coma con regularidad. Al fin y al cabo, una dieta sana es una parte fundamental de una vida feliz. Entonces, ¿qué ocurre exactamente cuando su perro se niega a comer? Conozca algunas razones comunes y otras menos conocidas por las que su perro no come.

“Están enfermos”, dice Ann Hohenhaus, veterinaria del Animal Medical Center de Nueva York. “No tienes ganas de comer cuando tienes fiebre. Te apetece tumbarte y echarte una siesta. A los perros les pasa lo mismo. A menudo tienen un virus, no comen durante un par de días y luego mejoran”.

Aunque mucha gente cree que las enfermedades dentales son las culpables de que un perro no coma, Hohenhaus afirma que es una causa poco frecuente. Pero sí señala que si el perro tiene un tumor en la boca, eso puede hacer que deje de comer.

“Estaba un poco en huelga de hambre, y creo que era porque su vida estaba al revés”, dice Hohenhaus. “Hay dos tipos de personas. Cuando tu vida está trastornada, o comes mucho, o no comes nada porque estás distraído por lo que pasa en tu vida. Yo diría que lo mismo ocurre con los perros”.

Carrito de compra