Perro viejo no come ni deja comer

Perro viejo no come ni deja comer

Perro triste

¿Tienes un perro en casa que de repente ha dejado de comer su comida? Por suerte, ha llegado al lugar adecuado, ya que se trata de una situación bastante común, y tenemos algunos consejos útiles para que su mascota vuelva a comer.

Si su perro, o cualquier otra mascota, tiene hábitos alimenticios exigentes, lo mejor es que consulte a su veterinario. Él podrá hacerle las preguntas adecuadas para determinar si hay algo más grave que pueda estar causando nuevos hábitos alimentarios en su perro.

A veces, los perros desarrollan sensibilidades o alergias a alimentos que antes les gustaban. Si acaba de cambiar su comida habitual por una nueva marca, también podría haberle proporcionado involuntariamente una receta que no puede digerir bien. Su veterinario puede recomendarle que pruebe una dieta de eliminación de alimentos para que su perro sepa exactamente a qué es alérgico.

Este tipo de problema puede ser el resultado de un accidente, como por ejemplo que el perro mastique un objeto afilado (piense en palos rotos o un hueso dentado). También puede tratarse de algo más grave relacionado con una mala higiene dental y una enfermedad que requiera un tratamiento adicional.

Doglab

La falta de apetito puede provenir de una infección bacteriana o viral. El parvovirus es una enfermedad común y potencialmente mortal que provoca una disminución del apetito, vómitos y diarrea, que puede ser sanguinolenta. Incluso los perros vacunados pueden contraer parvo. Los gusanos también pueden acabar con el apetito de su perro. Una prueba de muestra fecal de su veterinario es la mejor manera de comprobar si su perro tiene una enfermedad subyacente que pueda estar afectando a su apetito.

Cuando su perro está enfermo, puede rechazar la comida para perros, pero puede aceptar ciertos alimentos para humanos, como cereales blandos o arroz, o alimentos especialmente tentadores como carne, huevos o pescado. Así pues, aunque su perro coma comida para humanos, puede tener menos apetito porque se siente enfermo. Consulte siempre a su veterinario si el apetito de su perro cambia.

Poca gente parece saber que la comida para perros empieza a estropearse en cuanto se abre. Las croquetas secas están recubiertas de aceites que se ponen rancios, sobre todo cuando se exponen al aire. Esto se convierte en un problema aún mayor si sacas la comida de la bolsa y la guardas en un recipiente, y aún peor si nunca lavas ese recipiente.

El mejor alimento para cachorros

Su perro no come últimamente y usted no sabe qué hacer. Te preguntas cómo conseguir que el perro coma, pero sobre todo cómo averiguar por qué ha dejado de comer en primer lugar. Tómese su tiempo para saber por qué su perro no come y cómo puede ayudarle.

Las situaciones de estrés y los cambios en el entorno de su perro pueden ser la causa de su negativa temporal a comer. ¿Ha cambiado algo en la vida de su mascota recientemente? Puede ser algo importante, como un cambio de casa o el comienzo de una guardería para perros, o algo menor, como la salida de un miembro de la familia para un viaje de fin de semana. Estos cambios en la vida de su mascota pueden alterar sus hábitos alimenticios. Aunque esto es ciertamente alarmante, las situaciones estresantes y los cambios ambientales suelen ser problemas temporales. Si duran mucho más o su perro muestra otros signos de estrés y ansiedad (como ensuciar la casa o destrozar los muebles), póngase en contacto con su veterinario.

Un cambio de cocina también podría ser el culpable. Al igual que los humanos, los perros tienen opiniones sobre la comida que les gusta o no. Es posible que su mascota simplemente desprecie sus croquetas, sobre todo si ha cambiado recientemente de sabor o de marca. No descarte la posibilidad de que la comida que le sirve a su mascota se haya estropeado; asegúrese de comprobar la caducidad en el envase. Puedes seguir estos útiles consejos si tu perro es exigente con la comida.

El perro sólo come de la mano

Enfrentarse a un perro viejo que no come o a un perro que muestra indicios de pérdida de apetito puede ser una situación aterradora para los propietarios de mascotas.  La pérdida de apetito del perro suele ser uno de los primeros indicios de que su perro no se siente bien.  Sin embargo, en algún momento, la mayoría de los perros mayores empiezan a consumir menos comida. Es un subproducto natural del envejecimiento, en el que la ingesta de alimentos del can disminuye a medida que su metabolismo empieza a ralentizarse.

¿Tiene un perro viejo que no come? Cuando los perros dejan de comer o ralentizan su ingesta de alimentos, es importante averiguar el motivo. Por suerte, tanto las personas como los animales tienen muchas formas de mantenerse sanos en situaciones como ésta.

Muchos propietarios piensan primero en cambiar el tipo de plato que utilizan, pero algunos pueden querer un método más natural. Puedes probar a alimentar a tu perro con carne cruda, que según los estudios realizados en mascotas con diabetes mellitus es útil para complementar las inyecciones de insulina, algo que a menudo se prescribe también en estos casos. Si todo lo demás falla, no te preocupes porque la ayuda está a la vuelta de la esquina: los veterinarios ofrecen servicios como fluidos intravenosos junto con planes de gestión dietética si es necesario, así que habla con ellos hoy mismo antes de que las cosas empeoren.

Carrito de compra