Mi perro tiene diarrea y no quiere comer que hago

Diarrea canina

Nuestra misión es ayudar a salvar la vida de perros y gatos a través de nuestros contenidos educativos. Para apoyar nuestros esfuerzos, esta página puede contener enlaces de afiliados. Ganamos una comisión por las compras que califiquen – sin costo alguno para usted.

Diarrea es el término que se utiliza cuando su perro expulsa heces sueltas o acuosas no formadas con más frecuencia y en mayor cantidad de lo que normalmente defecaría. Es una condición común que es un signo o síntoma de otras enfermedades o problemas más que una enfermedad en sí misma.

Puede ser el resultado de una afección menor, como una indiscreción dietética, que sólo requiere un tratamiento sencillo para su resolución, o puede ser el resultado de una enfermedad grave, como el cáncer, que requiere tratamientos más complicados.

Los perros pueden deshidratarse y desarrollar desequilibrios electrolíticos. Por lo tanto, saber por qué su perro puede tener diarrea y la posible causa le ayuda a saber cuándo es fundamental buscar atención médica frente a tratar a su perro en casa.

Al igual que para nosotros, el descanso es importante. Proporcione a su perro un lugar tranquilo y cómodo para que se recupere. Lo mejor es que sea un lugar cercano a una puerta para salir al exterior y que tenga un suelo fácil de limpiar para esos desafortunados accidentes de caca.

Visszajelzés

Cuando su perro deja de comer puede ser un momento realmente preocupante. Desgraciadamente, la anorexia o pérdida de apetito puede deberse a una serie de razones. Para determinar el tratamiento que debe aplicarse a su perro, es importante identificar cuál es la causa subyacente de la reticencia a comer.

La pérdida de apetito en un perro puede ser un signo de enfermedad, por lo que es importante buscar ayuda veterinaria si nota cambios en los hábitos alimentarios normales de su perro, sobre todo si éste suele comer bien. Es mejor llegar al fondo del problema lo antes posible, ya que si no se trata durante varios días puede provocar deshidratación y desnutrición.

La anorexia verdadera es la que se produce cuando el perro se niega a comer, y suele estar asociada a enfermedades graves. La pseudoanorexia es otro tipo de anorexia que se produce cuando el perro tiene hambre y realmente quiere comer, va al cuenco de la comida, pero no puede comer debido a una dificultad para masticar o tragar.

Si su perro deja de comer durante uno o dos días, pero por lo demás está activo y alerta, entonces está bien vigilarlo inicialmente. Puedes ofrecerle comida casera blanda, como pollo y arroz hervidos, que es una dieta sabrosa pero fácil de digerir. Prueba a calentarla un poco en el microondas, ya que a veces esto les incita a comer. Puedes ofrecerle comidas más pequeñas con más frecuencia. Retira las sobras que no hayan comido en 15 minutos y ofrécelas de nuevo unas horas después. Evita cortar y cambiar la dieta y ofrecer demasiados tipos de alimentos diferentes. A veces, un cambio rápido de comida puede provocar un malestar estomacal, lo que puede complicar las cosas. Tenga cuidado de evitar cualquier alimento tóxico, como la cebolla y el ajo.

El perro no quiere comer su comida

Puede ser muy preocupante que su perro no coma con regularidad. Al fin y al cabo, una buena dieta saludable es una parte fundamental de una vida feliz. Entonces, ¿qué ocurre exactamente cuando su perro se niega a comer? Conozca algunas razones comunes y otras menos conocidas por las que su perro no come.

“Están enfermos”, dice Ann Hohenhaus, veterinaria del Animal Medical Center de Nueva York. “No tienes ganas de comer cuando tienes fiebre. Te apetece tumbarte y echarte una siesta. A los perros les pasa lo mismo. A menudo tienen un virus, no comen durante un par de días y luego mejoran”.

Aunque mucha gente cree que las enfermedades dentales son las culpables de que un perro no coma, Hohenhaus afirma que es una causa poco frecuente. Pero sí señala que si el perro tiene un tumor en la boca, eso puede hacer que deje de comer.

“Estaba un poco en huelga de hambre, y creo que era porque su vida estaba al revés”, dice Hohenhaus. “Hay dos tipos de personas. Cuando tu vida está al revés, o comes mucho, o no comes nada porque estás distraído por lo que pasa en tu vida. Yo diría que lo mismo ocurre con los perros”.

Estimulante del apetito para perros

Con mucho amor y cuidados, Nye es ahora feliz y saludable y está encantado de estar bajo el cuidado del personal del refugio y de voluntarios como yo. Pero si no lo hubieran encontrado, no habría vivido mucho más.

Tanto si tu perro tiene náuseas, le duelen los dientes, acaba de recibir las vacunas o tiene un problema de salud grave (como el parvo), si tu perro deja de comer y/o beber de repente, es inteligente que acudas a tu veterinario.

Es posible que a los perros no les gusten ciertos tipos de alimentos. Si están acostumbrados a comer restos de comida, las croquetas no les resultan tan atractivas. O si de repente se les somete a una dieta baja en grasas, pues qué asco. Algunos perros se cansan de la misma comida todos los días; otros se enfadan cuando se les cambia.

En general, los perros pueden estar sin comer entre cinco días y tres semanas. Todo dependerá del tamaño y la salud del perro en cuestión, así como de lo mucho que se mueva y del calor que haga fuera.

Esto es especialmente cierto si la enfermedad del perro está relacionada con su tracto gastrointestinal, dándole la oportunidad de recuperarse. Sin embargo, más de un par de días sin comida puede empeorar la situación.

Carrito de compra