Mi perro puede comer uvas verdes

Mi perro puede comer uvas verdes

Mi perro comió uvas verdes

Tanto las uvas rojas como las verdes no deben ofrecerse a los perros. No importa el color de la uva ni si se trata de una variedad autóctona. Hay muchas uvas “nuevas”, como las uvas de algodón de azúcar o los dedos de bruja, que se han creado mediante la cría. Ninguna de ellas es buena para su perro. Hay muchas otras frutas y verduras que son seguras para compartir con su mascota.

Aunque parece que la toxina se encuentra en la pulpa de la uva, no hay pruebas conculsivas de que el zumo de uva enferme a los perros. La mayoría de los veterinarios recomiendan no dar a su perro zumo de uva o, peor aún, vino. Como probablemente sepa, el vino es simplemente zumo de uva que ha sido fermentado. Esto significa que ahora contiene alcohol, que tampoco es bueno para su cachorro.

Bien, esto es un poco más complicado, ya que lo que hace que los perros enfermen a causa de las uvas no se encuentra en las semillas. Algunos propietarios de mascotas utilizan el aceite de semilla de uva con sus mascotas con éxito. Tenga cuidado al compartir cualquier cosa con aceite de uva con su perro. El aceite de uva tiene un alto contenido en ácidos grasos Omega-6. Un exceso de Omega-6 puede provocar inflamación, algo que no desea para su cachorro.

¿Pueden los perros comer uvas verdes?

¿Pueden los perros comer fresas? ¿Son seguras las fresas para los perros? Probablemente deba quitar las hojas y el tallo que queda en la parte superior de la fresa, pero las fresas deberían ser aptas para que su perro las coma.

Ésta es una de las preguntas más frecuentes sobre la fruta para perros, y con razón. Por razones que permanecen casi completamente ocultas para la ciencia, los perros experimentan violentos efectos adversos cuando comen uvas o sus primas arrugadas, las pasas. Sean moradas o verdes, con o sin semillas, no parece importar. A las pocas horas de ingerir uvas o pasas, se ha observado que los perros empiezan a tener ataques de vómitos y a orinar en exceso. En pocos días, los perros han sufrido insuficiencia renal, han entrado en coma y han muerto por comer uvas.

Si ve que su perro come uvas, lo mejor es acudir directamente al veterinario, que le inducirá el vómito. No todos los perros reaccionan de esta manera a las uvas o a las pasas, pero ¿realmente vale la pena correr el riesgo? Dado que se desconoce la causa de la reacción de los perros a las uvas, lo mejor es mantener las uvas, las pasas o cualquiera de sus productos o subproductos completamente alejados de todos los perros.

Comentarios

¿Pueden los perros comer uvas? La respuesta (y esto se aplica también a las pasas, que no son más que uvas secas) es fácil: no, los perros no deben comer nunca uvas. Se sabe que las uvas y las pasas son muy tóxicas para los perros, aunque las investigaciones aún no han determinado exactamente qué sustancia de la fruta provoca esta reacción.

Si su perro ha ingerido uvas o pasas, el tratamiento es absolutamente crítico. Póngase en contacto con su veterinario, que puede sugerirle que le provoque el vómito lo antes posible. Sin embargo, no debe inducir el vómito si su perro tiene problemas para respirar, muestra signos de angustia, está inconsciente o si no está seguro de lo que ha comido.

Qué hacer si el perro se come las uvas

No es de extrañar que las uvas sean tóxicas para los perros, ya que pueden provocar insuficiencia renal y envenenar a los perros, independientemente de su raza, edad o tamaño. La toxicidad de las uvas y las pasas está bien documentada en los perros, e incluso pequeñas cantidades son mortales. Los perros y los cachorros no deben consumir uvas ni pasas, ni siquiera en pequeñas cantidades.

Mantener a los perros sanos y salvos con los alimentos adecuados y alejados de los tóxicos debería ser una prioridad para los padres de mascotas. Con tantos casos notificados cada año de intoxicación por uvas y pasas en perros, los padres de mascotas deben evitar que se produzcan estos accidentes manteniendo los alimentos peligrosos lejos de los perros.

Las tarifas veterinarias de emergencia para la ingestión de toxinas por uvas o pasas varían de un promedio de $2000 a $5000 en costos de tratamiento veterinario. Aunque los accidentes pueden ocurrir, se pueden prevenir en la mayoría de los casos. Con tantos alimentos disponibles tanto para los humanos como para los perros, es mejor estar atento a los que pueden ser tóxicos para nuestros mejores amigos peludos.

Es cierto que sólo hacen falta 32 gramos de uvas por kilo (de peso del perro) para que se produzcan lesiones renales en los perros. En cuanto a las pasas, la cantidad oscila entre 11 y 30 gramos por kilo. Aunque se desconoce la causa exacta de la toxicidad de las uvas o las pasas, se cree que la parte carnosa de la uva es la que resulta tóxica. Además, es bueno tener en cuenta que tanto las uvas con piel como las que no tienen semillas son tóxicas y nunca deben utilizarse como golosinas.

Carrito de compra