Mi perro pitbull no quiere comer

Mi perro pitbull no quiere comer

Mascotas webmd

Por ello, es útil buscar señales o “pistas” que indiquen que un cachorro no se siente bien. Esto puede incluir síntomas de enfermedad (como vómitos), o puede significar un cambio sutil en el comportamiento, como comer o beber menos de lo habitual.

Una posible causa de la disminución de la ingesta de agua podría ser un cambio de alimentación. Si alimenta a su perro con comida seca y empieza a incorporar a sus comidas comida enlatada u otro alimento con mayor contenido de humedad, es posible que su mascota no beba tanta agua de su cuenco, ya que está recibiendo más agua a la hora de comer. Esto es perfectamente normal, así que no hay que preocuparse.

En el otro extremo, si su perro bebe más agua de lo habitual y no come, podría ser un síntoma de un problema de salud subyacente, y es importante que hable con su veterinario.

Es importante abordar directamente la causa subyacente para garantizar que la pérdida de apetito se resuelva realmente (o se controle lo mejor posible en el caso de una enfermedad crónica). Si no se trata la causa subyacente, la anorexia podría reaparecer tras la interrupción de los cuidados de apoyo.

Pitbulls

Puede ser un momento realmente preocupante cuando su perro deja de comer. Desgraciadamente, la anorexia o pérdida de apetito puede deberse a una serie de razones. Para determinar el tratamiento que debe aplicarse a su perro, es importante identificar la causa subyacente de la reticencia a comer.

La pérdida de apetito en un perro puede ser un signo de enfermedad, por lo que es importante buscar ayuda veterinaria si nota cambios en los hábitos alimentarios normales de su perro, sobre todo si éste suele comer bien. Es mejor llegar al fondo del problema lo antes posible, ya que si no se trata durante varios días puede provocar deshidratación y desnutrición.

La anorexia verdadera se produce cuando el perro simplemente se niega a comer, y suele estar asociada a enfermedades graves. La pseudoanorexia es otro tipo de anorexia que se produce cuando el perro tiene hambre y realmente quiere comer, va al cuenco de la comida, pero no puede comer debido a una dificultad para masticar o tragar.

Si su perro deja de comer durante uno o dos días, pero por lo demás está activo y alerta, entonces está bien vigilarlo inicialmente. Puedes ofrecerle comida casera blanda, como pollo y arroz hervido, que es una dieta sabrosa pero fácil de digerir. Prueba a calentarla un poco en el microondas, ya que a veces esto les incita a comer. Puedes ofrecerle comidas más pequeñas con más frecuencia. Retira las sobras que no hayan comido en 15 minutos y ofrécelas de nuevo unas horas después. Evita cortar y cambiar la dieta y ofrecer demasiados tipos de alimentos diferentes. A veces, un cambio rápido de comida puede provocar un malestar estomacal, lo que puede complicar las cosas. Tenga cuidado de evitar cualquier alimento tóxico, como la cebolla y el ajo.

Pit bull terrier

La Dra. Anna O’Brien, DVM, es una veterinaria consumada y escritora galardonada con más de una década de experiencia en el tratamiento de ganado, animales domésticos y exóticos. Ha ganado el Medallón Maxwell de la Asociación de Escritores de Perros de América. La Dra. O’Brien forma parte del consejo de revisión veterinaria de The Spruce Pets.

Al igual que los humanos, no es raro que un perro pierda el apetito de vez en cuando. Pero si su perro se niega a comer, podría ser un signo de un problema más profundo. Cualquier pérdida repentina de apetito que se salga de lo habitual en su perro y que dure más de una o dos comidas requiere la atención de un veterinario, antes si su cachorro se muestra enfermo.

Los cachorros jóvenes tienen menos reservas de grasa que los perros adultos y no pueden pasar más de 12 horas sin comer antes de necesitar ayuda médica. Los cachorros de razas juguetonas son especialmente propensos a sufrir bajadas de azúcar potencialmente mortales (hipoglucemia) si se saltan una comida.

Algunos cachorros quisquillosos desarrollan preferencias por ciertos alimentos y se niegan a comer cualquier otra cosa. Si cede y da a su cachorro la comida que desea, le habrá enseñado a salirse con la suya. Si su veterinario ha confirmado que su cachorro está sano, practicar el “amor de cachorro duro” puede convencerle de que coma la comida que usted elija durante las comidas programadas.

Cómo entrenar a mi perro

Has comprado a tu cachorro el plato de comida más bonito que se puede comprar y has investigado a fondo sobre la dieta y la nutrición adecuadas. Ha confirmado con su veterinario que está haciendo todo lo posible para proporcionar a su cachorro el mejor y más nutritivo comienzo en la vida. De repente, su cachorro deja de comer. Esto puede hacer que los padres de cachorros entren en pánico, ya que adoran a su bebé peludo y el apetito suele ser un signo de buena salud. Además, tu cachorro necesita comida para crecer y asegurarse de que tiene mucha energía para pasear y jugar contigo.

Cuando los humanos estamos estresados, solemos cambiar nuestros hábitos alimenticios. Los perros pueden hacer lo mismo, según Preventative Vet.  Piense en lo que puede estar causando que su perro se sienta un poco ansioso. Algunos factores de estrés comunes en los cachorros son:

Tal vez su tienda de mascotas local no tenía la marca habitual de su cachorro, así que la sustituyó por otra. Aunque el cambio no le parezca un gran problema, es posible que a su cachorro no le guste el sabor o la textura y rechace la comida, sobre todo si no realiza la transición a lo largo de varios días.

Carrito de compra