Los perros pueden comer tomate cherry

Los perros pueden comer tomate cherry

¿Pueden los perros comer tomates?

Aunque se considera seguro que los perros coman tomates rojos y maduros, las plantas en sí forman parte de la familia de las verduras de solanáceas (que también incluyen las patatas, los pimientos y los arándanos). Las plantas de tomate contienen toxinas que pueden dañar al perro.

La solanina y su prima la tomatina son toxinas que se encuentran sobre todo en las partes verdes de la tomatera. Esto significa que su perro nunca debe ingerir las hojas y los tallos de las tomateras y debe evitar los tomates jóvenes y verdes. La ingestión de un tomate inmaduro (verde) o de cualquiera de sus partes verdes puede provocar síntomas de intoxicación por tomatina.

Dado que los tomates contienen trazas de toxinas, la ingesta de una gran cantidad de ellos puede dar lugar a lo que se conoce como intoxicación por tomatina, también conocida como envenenamiento por tomate. Dicho esto, la probabilidad de que los perros consuman una cantidad suficientemente grande de la planta de tomate como para causar una lesión de serie es increíblemente escasa. Pero en el caso de las razas pequeñas y los cachorros, una cantidad menor de tomate puede provocar una intoxicación debido a su pequeño tamaño, por lo que es importante estar atento.

¿Pueden los perros comer tomates y pepinos?

Los tomates pertenecen a la familia de las solanáceas, y algunas partes de estas verduras contienen sustancias que pueden ser tóxicas para los perros si se consumen en grandes cantidades. Aunque la intoxicación por tomate es poco frecuente, puede ocurrir, sobre todo si su mascota pone sus patas en tomates sin madurar.

Consejo profesional: Los perros curiosos a veces pueden tragar alimentos que pueden ser peligrosos. El seguro para mascotas puede ayudar a aliviar la carga de las facturas inesperadas del veterinario por accidentes como la ingestión de veneno. La tranquilidad que proporciona un seguro para mascotas le permite centrarse en conseguir el mejor tratamiento para su mascota sin tener que preocuparse de cómo va a pagarlo.

Muchos problemas de visión, como la ceguera nocturna y las cataratas, son consecuencia de la falta de vitamina A en la dieta. Los tomates son ricos en vitamina A y betacaroteno, que ayudan a disminuir los problemas relacionados con la vista y a retrasar la degeneración macular. El betacaroteno es también un potente antioxidante que previene el daño oxidativo y mantiene el pelaje y la piel sanos.

Los tomates maduros contienen licopeno, un fitoquímico que les da el característico color rojo y que se concentra principalmente en la piel. Este nutriente vegetal es un potente antioxidante que combate los radicales libres dañinos y protege las células de la sangre, el corazón, los pulmones, los nervios y los músculos. También favorece la fortaleza de los huesos y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

¿Pueden los perros comer tomates cherry cocidos?

Sin embargo, antes de alimentar a su perro con tomates cherry, asegúrese de que están completamente maduros y de que ninguna parte está verde. Además, elimine los tallos y las hojas porque contienen toxinas y no son buenos para los perros.

Los perros pueden beneficiarse de la ingesta de tomates cherry porque aportan vitamina C, que ayuda a mantener sanos los huesos y los dientes. Sin embargo, si su perro tiene problemas renales, es mejor evitar darle demasiados tomates cherry porque contienen mucho ácido cítrico.

Aunque los tomates cherry contienen fibra, no provocan estreñimiento. Sin embargo, si su perro tiene problemas de estómago o intestinos, es mejor evitar darle tomates cherry, ya que son demasiado ácidos y pueden causarle irritación.

Sí, los cachorros pueden comer tomates cherry. Sin embargo, asegúrese de retirar los tallos y las hojas, ya que contienen toxinas que no son buenas para los perros. No le des a tu cachorro demasiados tomates cherry, ya que pueden causarle diarrea o malestar estomacal.

Sí, puede dar a su perro la mitad de un tomate. Sin embargo, si tu perro tiene problemas estomacales o intestinales, es mejor que evites darle tomates enteros, ya que pueden alojarse en la garganta o en el intestino. Además, quita los tallos y las hojas porque contienen toxinas que no son buenas para los perros.

Signos de intoxicación por tomate en los perros

Todos los padres de perros conocen el sentimiento de culpa que se tiene cuando se está cocinando una deliciosa comida y el perro se sienta cerca de uno expectante. Pues bien, si está preparando una ensalada, puede ofrecerle a su perro un jugoso tomate cherry.

Los tomates cherry son un buen tentempié para tu amigo peludo porque tienen pocas calorías y mucha fibra, que es buena para la digestión. La fibra también ayuda a regular los valores de azúcar en sangre. Al mismo tiempo, los tomates cherry son ricos en vitaminas y minerales.

Por ejemplo, los tomates cherry son una gran fuente de vitamina C, que es conocida por reforzar el sistema inmunitario y también ayuda a mantener una piel sana. También contienen cantidades significativas de vitamina A, que es buena para los ojos del perro.

Si su mascota come comida para perros comprada en la tienda, es probable que ya haya estado expuesta a los tomates. Algunas marcas incluyen el orujo de tomate entre sus ingredientes. Este orujo de tomate está formado por la piel, la pulpa y las semillas trituradas, y los fabricantes lo añaden a sus productos porque tiene un alto contenido en fibra y favorece la buena digestión.

Carrito de compra