Los perros pueden comer semillas de manzana

Los perros pueden comer semillas de manzana

A qué edad pueden comer manzanas los cachorros

Estos son los hechos. Las semillas de la manzana, muy amargas, contienen un compuesto llamado amigdalina que, al ser masticado o digerido, puede convertirse en cianuro de hidrógeno. La histeria está servida. Sí, el mismo cianuro que aparece en las películas de James Bond. Pero antes de que todos mordamos nuestras propias cápsulas de cianuro por pánico, lo importante es mirar la cantidad de cianuro en las semillas de manzana. Es increíblemente pequeña. De hecho, incluso si los perros se tragan el corazón de una manzana, donde se encuentran las semillas, y las mastican para liberar la sustancia química problemática, no es suficiente cianuro para causar un problema.

De hecho, un perro de 10 kg (del tamaño de un Cavoodle) necesitaría comer unas 1.000 semillas para envenenarse. Y con una manzana estándar que contenga unas 10 semillas, eso supone unas 100 manzanas. En el caso de un labrador, la cifra aumenta a unas 300 manzanas para tener problemas. Eso es mucha fruta y, obviamente, los dolores de tripa de proporciones extraordinarias aparecerían antes de ese momento. Así que, aunque las semillas de las manzanas tienen el potencial científico de causar una toxicidad, la realidad es que el riesgo es extraordinariamente pequeño. Por si te lo preguntas, lo mismo ocurre con nosotros. Sí, cuando se trata de esta pieza de fruta y Fido, será de manzanas.

¿Pueden los perros comer la piel de la manzana?

En resumen, sí, los perros pueden comer pequeñas cantidades de manzana. Esta fruta baja en calorías tiene varios beneficios para la salud de su amigo canino. Comer una rodaja de manzana puede incluso ayudar a limpiar los dientes de su perro y mejorar el olor de su aliento. Sin embargo, las porciones deben ser pequeñas, ya que comer demasiada manzana puede provocar malestar estomacal.

Aunque las manzanas son totalmente seguras para tu perro, es importante que se las des con moderación. Por lo general, de una a tres rodajas es una buena regla general. Cuando alimente a su perro con una manzana, asegúrese de lavarla y cortar la fruta en rodajas. Así le resultará más fácil de masticar y podrá eliminar las partes peligrosas, como las semillas.

Antes de preparar manzanas para su perro, considere la posibilidad de preguntar a su veterinario si su perro en particular debe comer manzanas o no. Muchos perros pueden tener alergias o sensibilidades desconocidas que podrían agudizarse al comer manzanas.

Para empezar a preparar las manzanas, comience por lavar a fondo la fruta. Muchas manzanas, sobre todo las procedentes de mercados o tiendas de comestibles, pueden estar cubiertas de bacterias o pesticidas que pueden perjudicar a su mascota. Después de lavarlas, córtelas en rodajas o en trozos pequeños para que sean digeribles para su perro y para evitar que se atragante. El corazón y las semillas de las manzanas deben cortarse y desecharse de forma segura al preparar una manzana.

Cuántas semillas de manzana pueden dañar a un perro

Los alimentos para humanos no siempre son adecuados para los perros. Un par de mordiscos del ingrediente equivocado y nuestros queridos amigos caninos pueden verse pronto en un mundo de problemas. Ya sea un malestar estomacal o una reacción tóxica más grave, los perros pueden sufrir graves consecuencias por comer alimentos que es mejor dejar en manos de sus dueños. Así que es normal que los dueños se lo piensen dos veces antes de compartir su golosina favorita con sus mascotas.

Las manzanas se encuentran a menudo en nuestros hogares, ya sea en forma de tarta o simplemente sueltas bajo el manzano del jardín, por lo que es fácil entender que un perro se las apañe para comer a escondidas muchos bocados de esta fruta antes de que su dueño se dé cuenta de lo que ha ocurrido.

Sí, los perros pueden comer manzanas con moderación. Siempre que se mantengan las semillas y el corazón de la manzana alejados de los dientes caninos, su mascota debería poder disfrutar de esta fruta como una golosina ocasional. Sin embargo, debido al contenido de azúcar de las manzanas (y también de otras frutas), es mejor pedir consejo a su veterinario si su perro sigue una dieta especial, tiene sobrepeso o padece diabetes.

¿Puede el corazón de una manzana matar a un perro?

Las semillas de las manzanas contienen una pequeña cantidad de cianuro que se libera en el cuerpo del perro una vez que se mastica o descompone el exterior de la semilla. Los perros que sufren una intoxicación por cianuro pueden mostrar síntomas como salivación excesiva y dificultad para respirar. La gravedad de los síntomas dependerá de la cantidad de semillas de manzana ingeridas y del tamaño del perro.

Según una revisión de 2015, la cantidad de cianuro que puede derivarse de un gramo de semillas de manzana es de unos 0,6 mg. Para los perros, la cantidad de dosis que se considera letal es de unos 2 mg por kg. Supongamos que tiene un perro pequeño que pesa unos 3 kg y que una sola semilla de manzana pesa unos 0,7 gramos. Esto significa que el perro podría sufrir consecuencias graves o mortales por comer más de diez semillas de manzana.

Una manzana media contiene entre cinco y ocho semillas, así que puede ver lo peligroso que puede ser, especialmente para los perros pequeños. Asegúrese de que las manzanas no estén nunca al alcance del perro. Sólo deben darse a los perros después de que las partes “tóxicas” se hayan desechado correctamente.

Carrito de compra