Los perros pueden comer papas a la francesa

Los perros pueden comer papas a la francesa

Comentarios

Skip to main content8 de agosto de 2022Si las patatas fritas son seguras para los perros puede ser algo que se pregunten muchos dueños de perros.  Los sabrosos bocados de patata frita conocidos popularmente como patatas fritas son la opción de comida rápida favorita de las personas, pero ¿qué pasa con los perros?  ¿Pueden los dueños compartir las patatas fritas con sus mascotas? ¿Son las patatas fritas saludables para los perros o no? Siga leyendo para descubrir todo lo que necesita saber sobre el tema.

Así pues, en este artículo trataremos las razones por las que los perros no deben comer patatas fritas. Hablaremos de lo que hay que hacer en caso de ingestión accidental y de las posibles consecuencias (en el mejor y en el peor de los casos).  Por último, hablaremos de algunas alternativas a las patatas fritas más saludables y respetuosas con los perros.

¿Pueden los perros comer patatas fritas? No, los perros no pueden comer patatas fritas. Aunque las patatas fritas no son directamente tóxicas para los perros, se consideran un alimento poco saludable a muchos niveles. Las patatas fritas contienen ingredientes que son perjudiciales a largo plazo y se preparan de forma peligrosa.

¿Pueden los perros comer patatas fritas congeladas?

Comer una hamburguesa con queso sin patatas fritas crujientes es prácticamente una blasfemia. Cuando pasas por el autoservicio para deleitarte con una deliciosa comida, es posible que tengas la tentación de darle a tu perro, sentado felizmente en el asiento de la escopeta, unas patatas fritas a escondidas.

Las patatas fritas están cargadas de grasas saturadas y trans, ambas malas para quien las consume. Demasiada grasa en la dieta de un perro, ya sea de golpe o a lo largo del tiempo, puede provocar una inflamación muy dolorosa del páncreas.

La mayor razón por la que las patatas fritas son malas para los perros es porque las de comida rápida están cargadas de sal. La sal puede hacer que tengan un sabor bastante glorioso para ambos, pero los perros tienen una baja tolerancia a la sal. Mientras que una gran cantidad de sal en su dieta hará que su presión arterial se dispare o le haga retener un montón de agua, la sal reacciona de forma un poco diferente en los perros.

Los perros que toman mucha sal pueden sufrir una intoxicación por sal. No parece muy peligroso, pero en realidad es bastante grave. Un exceso de sal altera el equilibrio electrolítico específico del cuerpo. Debido a este desequilibrio, la intoxicación por sal puede dañar permanentemente los riñones de su perro.

¿Pueden los perros comer patatas fritas con sal?

La respuesta larga: Las patatas fritas son patatas cortadas en tiras, fritas y normalmente servidas con montones de sal y/o salsa de tomate. Aunque su perro puede comer patatas maduras, cocidas y sin sabor, no debe darle patatas fritas debido al aceite de canola o vegetal, la sal y otros condimentos artificiales que contienen. El aceite de canola o vegetal aporta a las patatas fritas grasas trans y saturadas poco saludables, mientras que se sabe que la sal es tóxica para los perros.

Alimentar a su perro con demasiados trozos de patatas fritas puede provocarle vómitos, hinchazón de estómago o diarrea. Y lo que es peor, puede acabar sufriendo una gastroenteritis aguda o una pancreatitis. La sal también puede provocarle mucha sed y deshidratación.

En resumen: Permitir que tu perro coma este tentempié grasiento y salado puede hacer que desarrolle problemas renales y obesidad a largo plazo. Mantenga el plato de patatas fritas fuera de su campo de visión y de su alcance, para que no se familiarice con él y desarrolle su gusto. En lugar de patatas fritas, descubra qué alimentos humanos pueden comer los perros sin peligro en nuestra categoría “pueden comer los perros”.

¿Pueden los perros comer patatas fritas con queso?

Las patatas fritas están hechas de patatas ricas en almidón. Las patatas también tienen la necesaria vitamina C, potasio y magnesio. Las patatas fritas pueden ser una golosina saludable si se consumen con moderación y se cocinan adecuadamente. Tienen los minerales y vitaminas importantes que ayudarán a mantener a su perro sano. Sin embargo, también tienen un alto contenido de calorías, por lo que es crucial que no le dé de comer demasiadas patatas fritas.

Si su perro ha consumido unas pocas patatas fritas de su plato, lo más probable es que no experimente una reacción negativa. Sin embargo, las patatas fritas son un alimento humano que no ofrece ningún valor nutricional a su perro. Tampoco son buenas para los humanos. Además, el consumo excesivo de patatas fritas puede tener efectos perjudiciales para la salud de su perro. Las patatas fritas tienen un alto contenido en carbohidratos, sales y grasas, lo que provoca un aumento de peso y otros problemas de salud en los caninos.

Las patatas fritas que se encuentran en la comida rápida y en los restaurantes pueden ser perjudiciales para los perros por su alto contenido en sal. Además, las patatas fritas preparadas en los restaurantes suelen añadir condimentos que pueden ser perjudiciales para los perros, como la cebolla en polvo o el ajo.

Carrito de compra