Los perros pueden comer papa

Los perros pueden comer papa

¿Pueden los perros comer pieles de patata?

Patatas fritas, papas fritas, puré de patatas, patatas fritas… son algunos de nuestros platos favoritos por excelencia. Pero cuando estás comiendo algunas y tu compañero canino te mira con esos grandes ojos de cachorro, una pregunta que seguramente surgirá en tu mente será “¿pueden los perros comer patatas?” Hay alimentos humanos que se pueden dar a los perros, pero casi todos deben darse con moderación. Las patatas son uno de estos alimentos. Pueden ser una golosina saludable para su amigo de cuatro patas si se preparan de forma sana.  Siga leyendo para saber más.

Condiciones preexistentes: Consejos útiles que apreciará sobre el seguro de salud para mascotasLas condiciones preexistentes son problemas de salud, como la diabetes, la enfermedad renal o una infección oral que su perro o gato…

Perros con arándanos

Asadas, al horno, fritas, en puré… hay muchas formas deliciosas de disfrutar de las patatas, y otras tantas preguntas en la mente de los dueños de perros que se preguntan cuál de sus platos de patatas pueden compartir sin peligro con su mascota.

Por desgracia, no hay una respuesta sencilla de sí o no a la pregunta “¿pueden los perros comer patatas?” Los alimentos para humanos no siempre hacen una transición fácil al mundo canino. Al fin y al cabo, nuestros perros tienen diferentes casillas nutricionales que marcar. Y cuando se trata de cantidades, lo que es una cantidad imperceptible de sal o azúcar en una receta de patatas puede acabar siendo muchas veces superior a la cantidad máxima diaria recomendada para nuestra mascota.

Por eso es importante saber si hay que ofrecer a los perros un trozo de ese delicioso plato de patatas y cómo hacerlo, para que tanto usted como su mascota puedan disfrutar de sus comidas con seguridad y felicidad. Siga leyendo para saber más.

La respuesta depende de cómo se preparen las patatas. Los perros pueden comer patatas siempre que estén bien cocinadas y se les ofrezcan con moderación. Las patatas asadas, preparadas sin especias ni mantequilla, son la mejor manera de que su mascota pruebe una deliciosa patata. Pero evite dar a su perro patatas crudas o hervidas, ya que no son seguras para los perros porque contienen solanina. Cocine siempre las patatas antes de ofrecérselas a su mascota.

Nutrición de los perros

Asadas, al horno, fritas, en puré… hay muchas formas deliciosas de disfrutar de las patatas, y otras tantas preguntas en la mente de los dueños de perros que se preguntan cuál de sus platos de patatas pueden compartir sin peligro con su mascota.

Por desgracia, no hay una respuesta sencilla de sí o no a la pregunta “¿pueden los perros comer patatas?” Los alimentos humanos no siempre hacen una transición fácil al mundo canino. Al fin y al cabo, nuestros perros tienen diferentes casillas nutricionales que marcar. Y cuando se trata de cantidades, lo que es una cantidad imperceptible de sal o azúcar en una receta de patatas puede acabar siendo muchas veces superior a la cantidad máxima diaria recomendada para nuestra mascota.

Por eso es importante saber si hay que ofrecer a los perros un trozo de ese delicioso plato de patatas y cómo hacerlo, para que tanto usted como su mascota puedan disfrutar de sus comidas con seguridad y felicidad. Siga leyendo para saber más.

La respuesta depende de cómo se preparen las patatas. Los perros pueden comer patatas siempre que estén bien cocinadas y se les ofrezcan con moderación. Las patatas asadas, preparadas sin especias ni mantequilla, son la mejor manera de que su mascota pruebe una deliciosa patata. Pero evite dar a su perro patatas crudas o hervidas, ya que no son seguras para los perros porque contienen solanina. Cocine siempre las patatas antes de ofrecérselas a su mascota.

Comentarios

Actualización: Investigaciones recientes han sugerido que las patatas, aunque no son venenosas, pueden no ser apropiadas para la dieta de un perro.  De la Facultad de Medicina de la UC Davis: “La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. emitió recientemente una alerta sobre los informes de cardiomiopatía dilatada canina (DCM) en perros que comen ciertos alimentos para mascotas que contienen guisantes, lentejas, otras semillas de legumbres o patatas como ingredientes principales.  La MCD es una enfermedad del músculo cardíaco que provoca una reducción de la función de bombeo del corazón y un aumento de su tamaño. Las alteraciones de la función y la estructura del corazón pueden tener consecuencias graves, como la insuficiencia cardíaca congestiva o la muerte cardíaca súbita. Aunque la causa más común de la MCD es genética, en raras ocasiones otros factores también pueden provocar la enfermedad, sobre todo en razas que no se ven afectadas con frecuencia.”

La humilde patata es el ingrediente clave de las patatas fritas, las papas fritas, las patatas fritas y muchos otros alimentos esenciales. Cuando se preparan de forma saludable, las patatas blancas pueden ser un alimento nutritivo para los humanos, pero ¿pueden los perros comer patatas?

Carrito de compra