Los perros pueden comer miel

Los perros pueden comer miel

Miel para la tos de los perros

Simple y dulce, la miel contiene azúcares naturales a los que se atribuyen numerosas propiedades medicinales para los humanos. En ocasiones, también llega a la boca de nuestros perros. Pero, ¿es la miel segura para los perros y tiene beneficios para su salud?

Sin embargo, esa dulzura tiene un precio. El alto contenido de azúcar de la miel puede provocar obesidad en los perros si los dueños los alimentan con demasiada miel y no les proporcionan el ejercicio adecuado y una nutrición equilibrada. Los azúcares también pueden provocar caries, por lo que sería conveniente cepillar los dientes del perro si se le da miel.

Para las personas y los perros, la miel tiene supuestamente propiedades antimicrobianas y antifúngicas, reduce la inflamación, alivia las úlceras de estómago y los dolores de garganta y cura las alergias. Sin embargo, no hay muchos estudios científicos concluyentes que validen estas afirmaciones. Muchas de estas afirmaciones son anecdóticas.

Una de las afirmaciones más comunes sobre la miel es que puede curar las alergias estacionales. Aunque se carece de pruebas científicas, hay algunas razones para creer que la miel cruda podría ayudar a reducir las reacciones alérgicas al polen de las flores -suponiendo, por supuesto, que su perro sea alérgico a uno de los pólenes de la miel y no a otro alérgeno ambiental. A pesar de la falta de investigaciones concluyentes, es probable que alimentar a su perro con una pequeña cantidad de miel no le perjudique, aunque no se garantice ni sea probable que le ayude con las alergias.

¿Pueden los perros comer miel cruda?

A muchos de nosotros nos encanta el sabor de la miel, y hace un buen trabajo para satisfacer a los golosos. Pero, ¿pueden los perros comer miel? Quizá también se pregunte si la miel tiene propiedades medicinales… ¡Encuentre las respuestas aquí!

Aunque la miel no es tóxica para los perros, te aconsejamos que no se la des a tu perro. La razón es que la miel tiene un contenido de azúcar extremadamente alto (es básicamente azúcar puro), y esto puede hacer que su perro aumente de peso, o incluso puede hacer que se sienta mal si está sufriendo una condición médica subyacente como la diabetes.

Por ello, le aconsejamos que dé a su perro golosinas saludables como alternativa. Puede comprar golosinas sanas para perros en su tienda de animales o por Internet, o puede ofrecer a su perro ciertas verduras troceadas como recompensa, como judías verdes o guisantes. Otra opción es darle a su mascota sus croquetas habituales, ya que muchos perros estarán contentos con ello; los dueños se sorprenderán a menudo al descubrir que su perro valora más sus elogios y su atención que la propia golosina.

Dosis de miel para perros

La miel es un sorprendente regalo de la naturaleza, utilizado desde hace más de mil años para promover la salud y recuperarse de las enfermedades. Está cargada de vitaminas y minerales beneficiosos, así como de potentes antioxidantes. Tiene propiedades antibacterianas y antimicrobianas demostradas, puede calmar las reacciones alérgicas y alivia la piel y la garganta irritadas.

Busque miel “cruda”, preferiblemente de apicultores locales, en lugar del producto procesado que suele encontrarse en las estanterías de los supermercados. La miel cruda se cuela para eliminar los restos, pero eso es todo. Por lo demás, es lo más natural posible. Compra en el mercado del agricultor o busca en Internet a los apicultores locales.

La miel procesada, en cambio, se fabrica con calor, lo que la adelgaza y destruye muchos de sus atributos beneficiosos. De hecho, muchos productos de miel procesada ni siquiera son realmente miel, ya que la fabricación puede filtrar el polen beneficioso.

Como a los perros les gusta el sabor dulce de la miel, es fácil dársela con una cuchara o, si la miel es espesa, puede hacerse una bola del tamaño de una golosina. La miel puede administrarse sola, mezclada con hierbas en polvo para obtener un beneficio adicional, o añadida a tés de hierbas que sirven de jarabe para la tos. Para encontrar instrucciones sobre cómo crear su propia miel de hierbas, consulte “Herbal Medicine for Your Dog” (abril de 2007). Hemos leído que algunas personas añaden miel al agua del perro. Si lo haces, deberías ofrecerle también agua fresca y sin gas.

Cuánta miel dar al perro para las alergias

La miel es deliciosa, pero ¿es segura para los perros? La respuesta es sí, los perros pueden comer miel cruda. Es uno de los remedios naturales más potentes y versátiles, incluso para nuestros compañeros caninos. La miel está repleta de vitaminas y minerales que ayudan a mantener una salud óptima y, por lo general, su consumo es seguro para los perros, pero hay algunas excepciones que debe conocer.

Consejo profesional: la miel tiene un alto índice glucémico y puede elevar el nivel de azúcar en sangre de su perro a niveles poco saludables. El seguro de mascotas cubre el diagnóstico y el tratamiento de la diabetes siempre que no se considere una enfermedad preexistente.

Si se administra en cantidades moderadas, la miel puede hacer maravillas en la salud de su perro. Este superalimento está repleto de nutrientes cruciales para las funciones corporales saludables y es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales. He aquí algunos de los más importantes:

La miel también contiene azúcares como la glucosa y la fructosa y minerales como el zinc, el fosfato, el hierro, el manganeso, el sodio, el cobre, el potasio y el magnesio. Todos estos minerales son beneficiosos para diferentes funciones corporales, como los glóbulos rojos y la producción de colágeno.

Carrito de compra