Los perros pueden comer melocoton

Los perros pueden comer melocoton

¿Pueden los perros comer peras?

Laura Mueller es una reconocida experta en rescate de animales y escritora con casi una década de experiencia en defensa de los animales. Laura es la antigua editora de la revista Tails Pet Magazine y trabaja como voluntaria en el rescate de animales, como la Sociedad Anticrueldad de Chicago y Starfish Animal Rescue.

Los melocotones son dulces, jugosos y están llenos de nutrientes esenciales. Algunos de los mayores beneficios de estas frutas de color naranja brillante incluyen altas cantidades de fibra, así como vitaminas A, C y E. También incluyen minerales clave como el potasio, el cobre y el magnesio. Los melocotones, una de las frutas veraniegas por excelencia, son un pilar fundamental en las tardes cálidas y una excelente opción para consumir más cosas buenas en el día. Pero, ¿son buenos para nuestros perros? Los expertos dicen que sí, aunque existen algunas pautas. Esto es lo que hay que saber sobre la alimentación de Fido con melocotones.

Nuestros perros no necesitan fruta para tener una dieta equilibrada, pero un par de trozos pequeños de melocotón -incluida la piel exterior, si se desea- son un sabroso capricho que muchos cachorros disfrutan. Dicho esto, hay algunas reglas que debe seguir para asegurarse de que no se le revuelve el estómago a su perro.

¿Pueden los perros comer melocotones y nectarinas?

Los melocotones frescos y jugosos son una de las grandes alegrías del verano. Si se pregunta si puede compartir este delicioso manjar con su perro, la respuesta es un sí con reservas, junto con algunas advertencias. Al fin y al cabo, los perros son carnívoros y no necesitan fruta en su dieta. Su digestión funciona de forma diferente a la de los humanos, y algunos alimentos que son buenos para nosotros no lo son para los perros.

Los melocotones son una gran fuente de vitamina A y fibra. En trozos pequeños y cortados, la carne de un melocotón es segura para su perro. Pero, como cualquier alimento que no forme parte de su dieta habitual, los melocotones pueden causar algún malestar estomacal, sobre todo diarrea temporal.

No comparta con su perro los melocotones enlatados o en conserva. Contienen grandes cantidades de azúcar y también pueden estar tratados con conservantes o edulcorantes artificiales que pueden alterar gravemente el sistema digestivo de tu perro.

El mayor peligro es el hueso del melocotón. Los huesos de melocotón contienen un compuesto de azúcar y cianuro llamado amigdalina. Aunque un perro tendría que consumir varios huesos de melocotón para verse afectado, ¿por qué arriesgarse con algo que puede ser tóxico? Hay algunos otros peligros con el hueso. Si su perro intenta comerlo entero, puede atascarse en su garganta. Y, como sabe cualquiera que haya deshuesado un melocotón, el hueso tiene una superficie áspera y dentada que puede ser abrasiva e irritar el intestino delgado.

¿Pueden los perros comer plátanos?

Dulces y suculentos, los melocotones son la fruta básica del verano. Y sí, son seguros para su perro. Los melocotones son una gran fuente de fibra y vitaminas A y C. Una cantidad muy pequeña de esta fruta puede servir como un buen capricho para su cachorro en los calurosos meses de verano.

Si quiere que su perro participe en la jugosa acción, la regla de la pata es la moderación. En primer lugar, asegúrese de lavar primero el melocotón para eliminar cualquier pesticida externo que se haya aplicado. Corta el melocotón en rodajas pequeñas y dale a tu perro una o dos rodajas. Vigila a tu perro para que no reaccione y mantén esta golosina al mínimo.

Durante la última década, Colleen ha escrito sobre salud, bienestar, belleza e incluso sobre mascotas para The New York Times, The Cut, Refinery29, xoVain, Healthy Paws Pet Insurance y Seattle Met Magazine, así como para muchas marcas de belleza. Es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Nuevo México y tiene un AAS en Diseño de Moda por la Parsons School of Design de Nueva York.

Comentarios

Si estás pensando en compartir fruta con tu perro este verano y te preguntas si los perros pueden comer melocotones, la respuesta es sí. La única excepción de los melocotones para los perros es que el hueso, o la semilla del centro, debe retirarse antes de servirlos. El hueso de la fruta no sólo es tóxico, sino que supone un peligro de asfixia.

Los melocotones son seguros para los perros sin el hueso, las hojas y el tallo, si aún están adheridos. Al igual que muchas frutas con hueso, el hueso del melocotón es un riesgo para la salud de su perro, pero es seguro servirle la pulpa de la fruta con moderación.

A diferencia de la sandía o las fresas, las frutas con hueso, como las cerezas, las ciruelas, los albaricoques y los melocotones, pueden ser perjudiciales para los perros si todavía tienen el hueso, los tallos y las hojas. Si su perro ingiere accidentalmente estas partes de la fruta, vigílelo por si se produce algún cambio en su comportamiento.

Recuerde que, antes de introducir cualquier alimento para humanos que sea seguro para los perros, hable siempre con su veterinario sobre la cantidad y la frecuencia en que su perro puede consumirlo. Melocotones o cualquier fruta incluida.

Carrito de compra