Los perros pueden comer azucar

Los perros pueden comer azucar

Cuánto azúcar puede tomar un perro pequeño

Comer demasiado azúcar puede tener el mismo impacto negativo en los perros que en las personas. Los perros que consumen demasiado azúcar o productos a base de azúcar pueden acabar teniendo problemas de salud a largo plazo, como caries dentales y obesidad.

El azúcar no es tóxico para los perros. Sólo se convierte en un problema si deja que su perro coma azúcar con regularidad y en grandes cantidades. Un pequeño terrón de azúcar, por ejemplo, es poco probable que enferme a un perro si se le da con poca frecuencia. Sin embargo, recomendamos alternativas mucho más saludables que los terrones de azúcar para las golosinas de los perros.

Si su perro come demasiado azúcar, podría tener que enfrentarse a problemas de salud a corto plazo. Para algunos perros (especialmente los que tienen estómagos sensibles), comer una gran dosis de azúcar puede desencadenar un malestar estomacal, así como otros síntomas digestivos leves como la diarrea. En estos casos, se aconseja cambiar la dieta del perro por otra más suave (hasta que se recupere) y asegurarse de que tiene acceso a mucha agua limpia.

Lo anterior también se aplica al azúcar natural que se encuentra en las frutas y otros alimentos humanos, como las cañas de azúcar. El consumo de azúcar debe ser siempre moderado si no quieres que tu perro enferme. Los edulcorantes artificiales son una historia diferente. El xilitol, por ejemplo, es tóxico para los perros y debe mantenerse bien lejos del alcance de su perro.

¿Pueden los perros comer guisantes de olor?

No es raro que quiera mimar a su perro compartiendo las sobras de la mesa o su bocadillo favorito de comida para personas en lugar de una golosina para perros. Al fin y al cabo, si es seguro para usted, debe serlo para su perro, ¿verdad? No necesariamente. Aunque muchos alimentos para personas son perfectamente seguros para los perros, algunos son muy poco saludables y francamente peligrosos, por lo que es fundamental saber qué frutas y verduras pueden comer los perros.

Los perros digieren los alimentos de forma diferente a los humanos, y la ingesta de alimentos inadecuados puede provocarles problemas de salud a largo plazo y, en casos extremos, incluso la muerte. Como omnívoros, los perros no necesitan realmente frutas o verduras en su dieta, pero una fruta o verdura ocasional como premio está bien. Los alimentos frescos para perros también incluyen verduras frescas en las comidas. Siga leyendo para saber qué frutas y verduras pueden compartirse con moderación y cuáles deben evitarse.

Sí, los perros pueden comer manzanas. Las manzanas son una excelente fuente de vitaminas A y C, así como de fibra para su perro. Son bajas en proteínas y grasas, lo que las convierte en el tentempié perfecto para los perros mayores. Sólo asegúrese de quitarles las semillas y el corazón primero. Pruébelas congeladas para obtener un refrigerio helado para el clima cálido. También puede encontrarla como ingrediente en las golosinas para perros con sabor a manzana.

Cuánto azúcar puede tomar un perro

Dicho esto, los carbohidratos que los perros comían de forma natural en la naturaleza consistían en fibras (como el pastoreo de hierba o el consumo del contenido estomacal de sus presas que se alimentan de plantas) y los azúcares que se encuentran en ciertas frutas.

Si tu amigo peludo come azúcar, es posible que aparezcan vómitos, diarrea, gases y malestar. Los síntomas pueden ir desde un leve malestar estomacal hasta una enfermedad grave que requiera hospitalización, dependiendo de la sensibilidad de tu cachorro y de lo que haya comido.

También es importante tener en cuenta los envoltorios de los caramelos, ya que a veces los perros se tragan los caramelos con sus envoltorios. En grandes cantidades, estos materiales no digeribles podrían atascarse en el estómago o los intestinos y provocar una obstrucción, que podría requerir cirugía.

Los perros son criaturas curiosas, y muchos “comen antes de mirar”. Si encuentran un bocado excitante de comida, se lo comerán tan rápido como puedan, probablemente demasiado rápido como para que usted se lo lleve. Por lo tanto, evitar que su perro coma golosinas o dulces en primer lugar es crucial.

Dar a su perro una golosina sabrosa es una forma divertida de establecer un vínculo con él. Afortunadamente, hay algunas formas de incorporar las golosinas a tu reparto de premios, pero es importante que sólo les des golosinas seguras para el perro. Evite el chocolate, los caramelos duros, los helados y otros alimentos y golosinas para humanos, que son malos para los perros. En su lugar, opte por una de las siguientes golosinas divertidas.

Qué alimentos son venenosos para los perros

El azúcar que contienen de forma natural las frutas y verduras, llamado fructosa, es seguro para su perro cuando se le dan frutas y verduras como premio o como parte de una dieta nutricionalmente completa y equilibrada. (Sin embargo, tenga en cuenta que no todas las frutas son seguras. Por ejemplo, las uvas son tóxicas para los perros).

Los perros pueden utilizar los carbohidratos como fuente de energía, descomponiéndolos en glucosa que alimenta las células. “No es necesario darles golosinas, ya que no hay ningún valor añadido real”, dice John Faught, DVM y director médico del Firehouse Animal Health Center en Austin, Texas, a PetMD. “Las cantidades excesivas causan inflamación en todo el cuerpo, y simplemente no es necesario”.

Además del azúcar, hay dos “dulces” importantes que están absolutamente prohibidos para los perros. Si aún no conoce los peligros del xilitol y el chocolate, familiarícese con los síntomas y compruebe las etiquetas de los ingredientes. Seguro que querrá asegurarse de que ambos productos están lejos del alcance de sus patas:

Durante la última década, Colleen ha escrito sobre salud, bienestar, belleza e incluso sobre mascotas para The New York Times, The Cut, Refinery29, xoVain, Healthy Paws Pet Insurance y Seattle Met Magazine, así como para muchas marcas de belleza. Es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Nuevo México y tiene un AAS en Diseño de Moda por la Parsons School of Design de Nueva York.

Carrito de compra