Es malo que los perros coman huesos

Es malo que los perros coman huesos

Huesos crudos o cocidos para perros

Estar informado sobre la nutrición de los perros es una parte esencial de ser propietario de un perro. Al igual que usted vigila lo que come, es importante que controle lo que le da de comer a su perro. Una dieta poco saludable y desequilibrada puede provocar todo tipo de problemas de salud. Como parte de la dieta de cada perro, es una buena idea incluir una variedad de huesos de carne cruda: ayudan a mantener los dientes y las encías sanos y también proporcionan una forma de expresar el comportamiento normal de masticación.

Los productos cárnicos/huesos preenvasados suelen contener conservantes que pueden ser perjudiciales para algunos perros. Uno de estos conservantes es el sulfito, que puede provocar una deficiencia de tiamina, una afección que puede ser mortal, así que asegúrese siempre de que la carne cruda o los huesos crudos sean de calidad humana.

Alimente siempre a su perro con huesos crudos. Los huesos de carne crudos (como las alas de pollo o las aletas de cordero) ayudan a mantener sanos los dientes y las encías, aportan una nutrición adicional y ayudan a limpiar el tracto digestivo del perro. Nunca alimente a su perro con huesos cocidos, ya que pueden astillarse y causar lesiones internas.

Los mejores huesos crudos para perros

Los huesos tienen beneficios dentales y nutricionales, pero dar a los perros el tipo de hueso equivocado puede ser peligroso. El Dr. Josh Llinas, de Greencross Vets Jindalee, da los siguientes consejos para dar huesos a los perros. Sus reglas son:

Vale la pena ser precavido y supervisar al perro mientras come el hueso”, dice el Dr. Josh. No le des a tu perro un hueso antes de salir por la puerta; los huesos no son para eso”, dice. Desde el punto de vista veterinario, los huesos pueden ayudar a limpiar los dientes. Contienen una gran cantidad de nutrientes, pero si los perros se alimentan con una comida equilibrada, no es necesario darles golosinas para aumentar su nutrición”.

Los huesos cocidos no son digeribles”, dice el Dr. Josh. Además, corren un mayor riesgo de astillarse y atravesar órganos abdominales como el estómago y los intestinos. Si los atraviesan por completo, también pueden resultar muy incómodos para el perro al salir por el otro extremo. Los huesos congelados se endurecen mucho y los perros son más propensos a romperse los dientes con ellos, y los huesos viejos o enterrados desarrollan bacterias que pueden causar infecciones”.

¿Pueden los perros comer huesos de vacuno crudos?

Acabas de terminar un buen costillar. Miras y ves a tu amigo de cuatro patas mirándote con ojos de ángel. Quiere darle los huesos, pero se pregunta si los huesos son seguros para los perros.

Históricamente, los huesos se asocian a los perros. Sus ojos de cachorro pueden tentarte, pero ¿sabías que darle a tu perro el tipo de hueso equivocado puede ser extremadamente peligroso? Incluso los huesos que se encuentran habitualmente en los hogares pueden poner en peligro a su perro. Entonces, ¿qué huesos son más seguros para dar a su perro? ¿En qué debe fijarse cuando le dé un hueso a su perro para que lo mastique? ¿Cómo puede practicar la seguridad de los huesos?

Dar huesos a su perro le ayuda a satisfacer su deseo natural de masticar. Además, los huesos son una alternativa estimulante para los perros que se toman su impulso innato de masticar los zapatos y otros objetos de la casa. Los huesos pueden proporcionar a su perro la diversión y el ocio que busca, sin la costosa destrucción de bienes que puede conllevar.

Aunque no sustituye a las visitas regulares al veterinario ni a las limpiezas dentales, masticar huesos de vez en cuando puede ayudar a mantener la sonrisa de su perro. Masticar huesos también puede ayudar a prevenir la acumulación de placa. El hueso adecuado puede ayudar a mantener los dientes de su perro más blancos y a reducir la posibilidad de enfermedades de las encías. Sin embargo, el cepillado regular sigue siendo esencial para mantener los blancos perlados de su perro más brillantes.

Comentarios

Estar informado sobre la nutrición del perro es una parte esencial de ser propietario de un perro. Al igual que usted vigila lo que come, es importante que controle lo que le da de comer a su perro. Una dieta poco saludable y desequilibrada puede provocar todo tipo de problemas de salud. Como parte de la dieta de cada perro, es una buena idea incluir una variedad de huesos de carne cruda: ayudan a mantener los dientes y las encías sanos y también proporcionan una forma de expresar el comportamiento normal de masticación.

Los productos cárnicos/huesos preenvasados suelen contener conservantes que pueden ser perjudiciales para algunos perros. Uno de estos conservantes es el sulfito, que puede provocar una deficiencia de tiamina, una afección que puede ser mortal, así que asegúrese siempre de que la carne cruda o los huesos crudos sean de calidad humana.

Alimente siempre a su perro con huesos crudos. Los huesos de carne crudos (como las alas de pollo o las aletas de cordero) ayudan a mantener sanos los dientes y las encías, aportan una nutrición adicional y ayudan a limpiar el tracto digestivo del perro. Nunca alimente a su perro con huesos cocidos, ya que pueden astillarse y causar lesiones internas.

Carrito de compra