Creo que mi perro tiene depresión, ¿Qué puedo hacer?

Creo que mi perro tiene depresión, ¿Qué puedo hacer?

Aunque no lo creas, un perro puede sufrir de depresión. Sin embargo, los síntomas de la depresión en perros no son tan evidente como en los humanos. Por eso, debes leer este post pues te ayudamos a detectar los signos de que tu mascota fiel está triste y puede estar sufriendo de esta enfermedad. Con los amigos no se compran tienes todas las herramientas que necesitas para tratar a tu perro, y ayudarlo a salir de la depresión.

¿Qué causa la depresión en perros?

Para tratar la depresión en perros, primero hay que identificar la causa que lo llevó a esta situación. Hay varios factores que pueden desencadenar la depresión, a saber:

Soledad o aburrimiento

Los perritos son buenos acompañantes, pero también ellos necesitan de un compañero. Por eso, cuando el dueño no les presta la atención que ellos merecen, puede que ellos se depriman. Así que, si tu perro pasa mucho tiempo solo en casa, o no lo sacas a pasear o jugar, puede que llegue a sufrir de depresión canina.

Sentimiento de haber sido reemplazado

A los perritos les gusta mucho estar en grupo, pero también pueden llegar a sentir celos. Esto pudiera ocurrir con un nuevo miembro de la familia o una mascota. Por eso, es importante no reducir el cariño que se les dé, ya que pudieran sentirse reemplazados y caer en el desánimo o la tristeza.

Como consejo, el dueño debe aprender a equilibrar sus muestras de afecto, y fomentar la convivencia entre sus mascotas. De esa forma, será menos probable que aparezcan la depresión en perros síntomas.

Fallecimiento o extrañanza de un ser querido

El amor de los perros es leal. Por eso, es fácil que se sientan deprimidos por la pérdida de un ser querido, no importa si es una persona o un animal; ellos sentirán la ausencia de quien sería su compañero hasta ese momento.

Para que tu perro sobrelleve la situación, el dueño debe mantener una rutina con él. De esa forma, se evita que aparezca el trastorno de la depresión en perros.

Cambio de hogar o familia

¿Los perros pueden tener depresión? Claro que sí. Una de las causas comunes de estos sentimientos de tristeza es el cambio de familia u hogar. De hecho, un viaje pudiera deprimir a tu perro. Vale mencionar que el perrito necesitará de un periodo de adaptación, tiempo en el que debes prestarle más de la acostumbrada atención y brindarle ayuda para su depresión.

Enfermedad

Por último, el diagnóstico de perros deprimidos puede deberse a una enfermedad. Hay algunas patológicas que les impide jugar o dar paseos, por lo que no mantenerse activo pudiera llevarlo a sufrir de depresión.

Con el fin de mejorar la salud de tu perro, debes llevarlo con frecuencia al veterinario. de esa forma, este mantendrá un estado de ánimo positivo y, en consecuencia, no caerá en depresión de perros.

Creo que mi perro tiene depresión, ¿Qué puedo hacer?

Síntomas de depresión en perros

¿Cómo saber si un perro está sufriendo depresión? Estar atento a cualquiera de los síntomas de depresión en perros que te mencionamos aquí, será de gran ayuda para brindarle atención de calidad, y soluciones a sus tristezas. Entre los signos que te indican que estás ante la presencia de depresión en perros, están los siguientes:

  • Falta de apetito.
  • Está dormido todo el día.
  • No juega.
  • Su aspecto es triste.
  • Se esconde en sitios oscuros y solitarios.
  • Tiene cambios de comportamiento.

Ante cualquiera de estos signos, es bueno que lo lleves al veterinario para una revisión completa. Después de determinar la causa y ofrecer un diagnóstico oportuno, el profesional indicará los mejores consejos para tratar la depresión en los perros. Pero, aquí también tenemos algunos trucos que te pueden servir.

Consejos para tratar la depresión de tu perro

Ahora que sabes que los perros tienen depresión, al igual que otros humanos e incluso otros animales, es tiempo de pasar a la práctica y aplicar buenos consejos que los ayuden a mejorar su estado de ánimo. Entre los consejos que te dará el veterinario para tu perrito, están los siguientes:

Cambios en sus hábitos y rutinas

Este paso tienes que saberlo dar, pues nuevos cambios pudieran impactar en tu perro. Más bien, se trata de mejorar la rutina que tenga. Los juegos en casa son de gran utilidad para demostrarle que no tiene que salir a la calle para tener momentos de esparcimiento.

Incrementar las rutinas de paseo

No solo debes sacar a tu perro para que haga sus necesidades. El punto es permitirle que disfrute de los espacios abiertos y un tiempo de esparcimiento. Cuando lo pasees, debes permitirle interactuar con otros perros, de manera que estimule sus sentidos. Además, tal como al humano, el sol y la naturaleza es de gran ayuda para lograr buena salud.

Amor extra

Dedicarle más tiempo es una estrategia efectiva para que tu perro se sienta querido y con más ánimo. Esto es más necesario cuando ha llegado a casa un nuevo miembro, sea humano o mascota. Tienes que darle amor a tu perro, y demostrarle que nada ha cambiado entre ustedes.

No dejarles por mucho tiempo solos en casa

Quizás, por el trabajo esto se haga un poco complicado, pero no es imposible. Por ejemplo, puedes pedirle el favor a un amigo con el que tu perro se sienta cómodo, para que lo visite mientras no estás en casa. O bien, si tienes que hacer largos viajes, llevarlo a un centro de entretenimiento canino, para que disfrute de la compañía de otros animales.

Creo que mi perro tiene depresión, ¿Qué puedo hacer?

Uso de fármacos

Solo debes valerte de este consejo, cuando sea estrictamente necesario. Para eso, debes tener recomendaciones de un profesional y un diagnóstico previo, para recurrir a los fármacos. El veterinario te indicará las dosis adecuadas y el periodo de tiempo del tratamiento. No debes excederte de sus recomendaciones.

Carrito de compra