como pasear a tu perro

Cómo pasear a tu perro: 10 consejos para hacerlo correctamente

Pasear con tu perro es uno de los momentos más esperados por tu mascota. Para ellos es una agradable experiencia, ya que no solo hacen sus necesidades, sino que también se desestresan y socializan con otros canes y personas.

¿Te gustaría conocer cómo llevar a pasear a tu perro y que sea placentero tanto para ti como para él? Aquí te damos 10 consejos para que lo hagas de la mejor manera.

10 consejos para pasear a tu perro

Pasear a tu perro es una rutina necesaria para mantener en óptimas condiciones la salud de tu amigo canino. Te presentamos algunas recomendaciones para que tu can pueda disfrutar al máximo.

Evitar la ansiedad en el perro previa al paseo

Cuando se acerca la hora de salir a pasear, tu perro empieza a ponerse ansioso. Para evitar esto, coloca la correa justo en el momento en que haya calmado su impaciencia por salir. De lo contrario, la ansiedad puede continuar durante el paseo. Si ya están en la calle y tu peludo se siente nuevamente ansioso, regresa a casa.

De esta manera, lo acostumbraras a salir solo cuando esté tranquilo, y así eventualmente él entenderá que solo podrá salir a pasear cuando este en total calma. No será fácil, pero con paciencia y amor lograrás que tu mascota se sienta relajada al momento de ir a pasear.

Consejos para pasear a tu perro

Ten una rutina de paseo

Los perros necesitan tener como mínimo tres paseos al día, y no es solo para hacer sus necesidades, sino también para socializar con otros canes, desestresarse y hacer ejercicio, por lo que es importante tener una rutina diaria para realizar estas actividades con tu mascota.

Así que, acostumbrar a tu peludo a salir en los mismos horarios todos los días. Es decir, saca a pasear al perro 3 veces al día a la misma hora tanto en la mañana como al mediodía y en la tarde. Una buena opción, es salir después de cada comida. Recuerda siempre debe ser a la misma hora.

Prepara el paseo previamente

Coge todas las cosas que son necesarias para pasear a tu perro, tales como: la correa, las bolsas para recoger sus desechos, las recompensas, un juguete y un bebedero portátil. Después de la caminata seguramente tendrá mucha sed.

Muestra calma y seguridad durante el trayecto

Los perros necesitan entender que tu estas a cargo de la situación, por eso siempre muéstrate dominante, tranquilo y seguro durante todo el paseo. Los canes son seres que notan los estados de ánimo y las emociones. Así que, si te sientes tranquilo, tu peludo lo notará y estará relajado mientras camina. De lo contrario, él tomará el control.

Por ejemplo, si tu perro no quiere seguir caminando o tira de la correa, no te pongas nervioso, mantén la calma y no apliques fuerza sin sentido. Si el peludo se pone tenso, interrumpe la caminata hasta que se calme.

Si mientras están paseando ocurre que tu perro se abalanza sobre otras personas o quiere pelear con otras mascotas, simplemente detén el paseo hasta que el peludo se tranquilice, enséñale que lo mejor para él es estar relajado.

Dedica tiempo suficiente a los paseos

No camines con un paso apresurado, date tu tiempo a solas con tu peludo. Pasea con tu perro el tiempo necesario para que él haga sus necesidades y socialice con otros canes.

Pasear a tu mascota debe tener un tiempo mínimo de 20 a 30 minutos y hacerlo por lo menos tres veces al día. de esta manera, notarás cambios positivos en tu perro como una mejor actitud y comportamiento.

Alterna el paseo con juegos u otras actividades

Alterna el paseo de tu peludo con juegos o entrenamientos en los que ambos pasen un tiempo divertido y diferente. Dale tiempo para que juegue contigo o con otros perros, y para que corra. Enséñale y practica con él algunos trucos para que así pueda gastar toda la energía y vuelva a casa más tranquilo.

También puedes dejarlo disfrutar sin correa por lo menos 10 minutos. Busca un parque para que puedas hacerlo con más confianza, pero sin quitarle los ojos de encima.

Recuerda enseñarle a tu perro, en qué momento del paseo debe estar tranquilo y a tu lado caminando, y cuando es el momento para jugar o realizar otras actividades.

Recompensa a tu perro

Cada vez que salgas a pasear con tu perro, dale una recompensa. Premia a tu peludo si se comportó bien durante la salida, dándole su alimento favorito o permitiéndole que interactúe con otros canes.

Intenta que no tire de la correa

Lo ideal es educarlo desde que es un cachorro para que no tire de la correa y a que camine cerca de ti. Si no tienes a tu peludo desde cachorro, después de varias correcciones, él entenderá y paseará a tu lado. Para evitar que tus manos se vean afectadas cada vez que tire, compra una correa con banda acolchada en donde pones la mano, y evita correas de materiales duros, finas o muy extensibles.

Muchas veces cuando tu perro tironea la correa es porque está estresado. Por lo cual es mejor hablar con él, tranquilizarlo y darle mucho amor. Recuerda que, si lo tironeas, causarás más estrés a tu peludo.

Cómo pasear a tu perro: 10 consejos para hacerlo correctamente

Pero si tu mascota es muy grande y se te dificulta controlarlo con la correa, lo mejor será comprar un arnés anti tirones, el cual es ideal para practicar la obediencia, ya que un can acostumbrado al ejercicio es mucho más fácil de adiestrar y prestar atención.

Si haciendo todo lo anterior, notas que tu perro sigue muy estresado o que él no comprende lo que quieres, lo mejor es que acudas a un adiestrador canino para que te enseñen trucos y pautas apropiadas para aplicarle tu perro. Así la hora del paseo será más agradable para los dos.

Varia de ruta

Cambia constantemente la ruta del paseo para que tu perro se divierta más y se sienta estimulado por nuevos entornos. Llévalo a sitios nuevos con regularidad, así no seguirá el camino que ya se ha memorizado, sino que estará pendiente de ti.

Trata de llevarlo a la playa o zonas llenas de vegetación, y si no es posible solo cambia de calle con regularidad.

Evita las horas de temperaturas muy altas

No lleves a pasear a tu perro entre las 12:00pm y las 4:00pm. Durante este momento del día es cuando hace más calor. Sácalo a pasear durante la primera hora de la mañana, finalizando la tarde y por la noche. Durante estas horas la temperatura no es tan alta. Si no puedes llevarlo a caminar en esas horas, llévalo por la sombra y para que de una vuelta corta para que haga sus necesidades.

Para descartar que el asfalto sigue muy caliente, coloca el dorso de la mano en el pavimento por 5 segundos, y si no puedes aguantarlo, aún no es momento de llevar a pasear a tu mascota.

Si lo sacas a pasear durante las horas de mayor calor, tu peludo corre un riesgo de deshidratación y quemaduras en sus patitas.

¿No tienes tiempo para pasear a tu perro?

Muchas veces por trabajo, vacaciones o enfermedades no es posible cumplir con los horarios establecidos para pasear a tu perro. Pero esto no significa que debas quitarles a tus mascotas algo tan importante en su rutina diaria.

Es por ello que, en los amigos no se compran contamos con paseadores de perros que se encargan de realizar esta tarea.

Si crees que por alguna razón de las antes mencionadas, no puedes sacar a pasear a tu perro, puedes optar por este servicio para que tu peludo siga disfrutando de sus paseos con normalidad.

Carrito de compra