como escoger el collar para el perro

¿Cómo elegir el collar para tu perro?

En el mercado existen muchísimos tipos de collares, con gran diversidad de tamaños, materiales, formas y colores. Por lo cual, no siempre es fácil escoger el collar ideal para nuestro perro.

Sin embargo, el collar forma una parte importante del adiestramiento de nuestro perro. Escoger el collar inadecuado, incluso, puede afectar la salud de nuestro perro, a nivel respiratorio o de la piel. De allí la importancia de hacer una buena elección.

8 consejos para escoger el collar perfecto para tu perro

Te presentamos 8 consejos que debes tener en cuenta antes de elegir el collar para tu can.

Tener en cuenta el tamaño del perro y su comportamiento

El tamaño del perro es uno de los principales factores que debes tener en cuenta al escoger un collar. Para los perros grandes y fuertes, podrías utilizar un collar de púas metálico. Este tipo de collares comunican un estímulo negativo a través de un pequeño pinchazo al perro, cuando intente tirar de la correa. Es recomendable solicitar la ayuda de un profesional para aprender cómo usar este collar sin hacer daño a tu can.

Los canes pequeños y los cachorros pequeños sensibles no suelen tener mucha fuerza. Así que lo más recomendable utilizar un collar que tenga deje dos dedos de espacio entre el cuello y el collar. De esta manera, no afectaremos a nuestro perro cada vez que tiremos del collar. Este también funciona para educar a nuestro perro.

como elegir el collar para tu perro

También hay perros que responden bien ante muy poco estímulo, a pesar de ser fuertes siguen siendo muy sensibles. Con estos se puede utilizar un collar de cadena de eslabones de tamaño medio.

El comportamiento del can también es importante para escoger el collar. Puesto que el collar tiene un fin educativo, debes escoger el que ayuda a educar mejor a tu perro. Si tu perro es grande, fuerte, enérgico, rebelde y poco sensible, lo mejor son los collares con púas. Si el perro es grande y fuerte, pero sensible y con buen comportamiento, un collar de cadena o de otro material podría ser suficiente. De hecho, existe un collar de cabeza que ayuda entrenar a tu perro con bastante efectividad, pero debe utilizarse bajo la dirección de un profesional.

Elegir entre collar o arnés

Los collares son ideales para perros que tienen un buen comportamiento y no tiran constantemente. Estos pueden llevarlo todo el día sin problemas. También son recomendados para perros que tienen el pelo muy largo. El gran inconveniente de los collares es que pueden causar mucho daño en el cuello a los perros que tiren demasiado durante los paseos. Además, los collares no pueden utilizarse en perros que tengan problemas respiratorios.

Por su parte, los arneses son recomendados para perros con problemas respiratorios, ya que no causa asfixia al apretar el cuello. También es perfecto para tener más control sobre el perro durante los paseos y para los perros que realizan mucho deporte. Sin embargo, no ayudan mucho en el entrenamiento del perro, por lo que se acostumbran a seguir tirando.

Escoger el material del collar según el perro

El material también es un factor que debes tener en cuenta al escoger el collar para tu perro. Los collares de material suave son recomendados para a educar a los cachorros. Los collares metálicos, por ejemplo, se utilizan en perros grandes para controlarlos con mayor facilidad. Pero deben utilizarse adecuadamente para no causar ningún daño.

Existen diferentes tipos de correas y collares según su material:

  • Nylon. La mayoría de los collares están hechos de este material. Tienen buena tracción y se pueden limpiar fácilmente, en caso de que tu perro le guste correr y revolcarse mucho en la tierra o el lodo. Este tipo de material no es recomendable para perros con pelo corto, ya que el roce con la piel produce irritaciones y erosiones que se convierten en llagas. Y en caso de utilizarse, debe quitarse después terminar el paseo.
  • Cuero. Además de ser estéticos, soportan bien la tracción. Estos producen menos roces puesto que su superficie es más lisa. Este tipo de collares puede ser utilizados por todos los perros, pero especialmente por las razas de pelo corto. Sin embargo, estos collares no soportan demasiado la humedad. Así que podría deteriorarse muy rápido si tu perro es de los que les gusta tirarse al suelo en el agua o en la tierra mojada.
  • Correa-collar de lazo. Estos collares también están hechos de nylon. Son redondas y prácticamente son una pieza con el collar que se enlaza en el cuello. Se aplica prácticamente los mismos consejos que con las correas hechas de nylon. Pero hay que tener cuidado con perros nerviosos y fuertes, porque pueden causarles estrangulamientos.
  • Tela. Los collares de tela pueden ser utilizados tanto en perros grandes como en razas pequeñas. La desventaja de estos collares es que son muy difíciles de lavar cuando se ensucian.

Tener presente la colocación de la placa en el collar

Es importante identificar a tu perro con una placa. Esta placa suele colgarse al collar. Por eso, debes escoger un collar que combine con la placa y donde puedas colocarla sin problemas.

Elegir un collar que no asfixie a tu perro

Como regla general, debe haber 2 dedos de separación entre el cuello y la correa del perro. Esto puede variar según el tamaño y la fuerza del perro. De esta manera, evitarás que el perro se asfixie por demasiada presión. También debes escoger un grosor conforme al tamaño y la fuerza de la raza.

consejos para escoger un collar para perros

Escoger el collar en base al tipo de correa

Si la correa que tienes es una cadena, sería mejor que el collar que escojas sea una cadena también. Trata de que los materiales y los colores sean similares. Y que el collar sea el más apto para el tipo de correa.

Priorizar en collares de calidad y no económicos

Hay collares económicos que son de buena calidad y collares costosos que pueden dañarse muy fácilmente. No le prestes demasiada atención al costo, sino a la calidad del material con que está hecho el producto.

Familiariza al perro con el collar previamente

Los collares son una molestia para tu perro cuando no están acostumbrados. Por eso, debes dar estímulos positivos a tu perro antes de que comience a utilizarlos. Permite que lo vea, lo olfatee y recompénsalo. Luego, colócale el collar, juega con él y vuelve a recompensarlos. Haz esto durante 5 o 10 minutos al día durante 3 a 5 días. De esta manera, él asociará el tener el collar como alguno bueno y placentero.

Haciendo eso, tu perro se acostumbrará a ellos. De hecho, los perros tienen mucha facilidad para acostumbrarse a los collares.

Eso sí, evita utilizar los collares como una herramienta de castigo o de corrección. De lo contrario, tu perro asociará el collar como algo negativo. Estos estímulos negativos son la razón por la que muchos perros se niegan tanto a utilizar un collar.

¿Necesitas un collar adecuado para tu perro? En Los amigos no se compran tenemos un gran catálogo de collares

Mira nuestro stock con los diferentes collares para perros que tenemos para ti. Contamos con gran variedad.

Carrito de compra