Cómo alimentar a un gato bebé

¿Qué le puedo dar de comer a mi gato de un mes? 🐈

Cómo alimentar a un gato bebé

Toda criatura recién nacida necesita de la leche materna para su correcta alimentación. Serás tú quien debas alimentar a tu bebé gato y sustituir los cuidados de la madre en caso de que ella no pueda hacerlo.

Esto puede llegar a ser algo difícil si no se sabe del asunto, pero con las indicaciones adecuadas no tendrás mayores problemas. Continúa leyendo y encontrarás toda la información necesaria para que tu gatito, gracias a tus atenciones y cuidados, crezca sano y feliz.

¿QUÉ TIEMPO DE NACIDO TIENE EL CACHORRO? 🐱

Cómo alimentar a un gato bebé

Puede que tu gatito sea un regalo y sepas con exactitud su tiempo de nacido. Pero también puede que tu cachorro sea adoptado, alguien o tú mismo lo encontró en la calle y decidiste rescatarlo.

Es muy importante determinar con la mayor exactitud posible qué tiempo de nacido tiene. Los gatos nacen con los ojos cerrados. Los abren entre los 7 y los 14 días aproximadamente. No es una forma muy precisa de determinar la edad, pero te dará una idea bastante clara y podrás partir de ahí.

Si tu cachorro aún tiene los ojos cerrados, se encuentra apenas en sus dos primeras semanas de vida. De todas formas, lo recomendable es que acudas al veterinario para una revisión oportuna y completa. Él podrá decirte cómo alimentar al nuevo bebé de gato.

¿CON QUÉ ALIMENTAR A MI GATO BEBÉ?

Leche. El gato recién nacido, como cualquier otro bebé de mamífero, se deben alimentar únicamente de leche materna. Esta contiene todos los nutrientes y anticuerpos necesarios para su correcto crecimiento.

Como serás tú quien sustituya a la madre, debes procurarte fórmulas de lactancia para bebés humanos, aunque existen preparados diseñados específicamente para gatitos recién nacidos. Si puedes conseguirlas será la opción ideal.

Bajo ningún concepto utilices leche de vaca para su alimentación, no es recomendable. Ni siquiera los seres humanos digerimos bien la lactosa proveniente de esa leche, mucho menos un gatito recién nacido. Puede causarle vómitos, diarreas y deshidratarse rápidamente hasta morir.

UN BUEN PREPARADO CASERO PARA ALIMENTAR A TU BEBÉ GATO

Voy a darte a continuación una fórmula que puede sustituir por un tiempo a la leche materna, en caso de que demores en conseguirla.

Dicha fórmula contiene leche deslactosada, más fácilmente digerible; miel de abejas, rica en anticuerpos elementales que evitarán enfermedades, y yema de huevo, que aportará a tu bebé gatito vitaminas y proteínas.

📌 Será suficiente con:

✔️ 265 ml de leche deslactosada.

✔️ 1 cucharada de mantequilla y 1 de miel

✔️ 1 yema de huevo.

Mezcla bien la leche y la yema de huevo en una cacerola y déjala hervir aproximadamente unos tres minutos. Luego retírala del fuego y deja que se enfríe hasta una temperatura que no haga daño al gatito al ingerirla.

Derrite la margarina y añádela junto con la miel, así tibia como está. Mezcla hasta que no queden grumos y tendrás la fórmula lista paras ser consumida por tu gatito.

La cantidad de fórmula que has preparado no será consumida íntegramente por tu gatito, pero puedes guardarla en la nevera sin problemas, donde puede llegar a durar hasta 5 días sin estropearse. De esta forma podrás alimentar a cualquier bebé gato hasta que pueda valerse por sí solo.

¿NECESITO ALGUNA TÉCNICA ESPECIAL PARA ALIMENTARLO?

Nada en especial, solo que te lo tomes con calma. Asegúrate de que tu gatito disfrute de un ambiente tranquilo, sin apuros ni interrupciones. Así la digestión será segura y podrá aprovechar bien los nutrientes.

Un detalle importante, a cuando vayas a alimentar al pequeñito gato, no debes acunarlo como si fuera un bebé humano. Esta posición puede provocarle una broncoaspiración, ya que los animales a esa edad suelen alimentarse echados sobre su panza.

¿Cuál es entonces la posición correcta? Solo siéntate y coloca al gatito sobre tu pierna, acostado él sobre su barriguita. Estimúlalo con suavidad para que despierte, e introduce la tetera del biberón manteniendo al gatito en posición horizontal mientras se alimenta.

¿CADA QUE TIEMPO DEBO ALIMENTARLO?

Cómo alimentar a un gato bebé recién nacido

Esto requiere dedicación y mucha disciplina, porque los gatitos recién nacidos deben alimentarse cada 3 o 4 horas. A medida que crezca tu cachorro este tiempo irá aumentando.

📌 La cantidad de leche que consuma tu gato también es importante. El exceso puede causarle vómitos, diarrea y dificultad al respirar, y el déficit una seria desnutrición. Pero con esta sencilla guía sabrás como alimentar a un bebé de gato:

✔️ Entre el día 1 y 3: debe alimentarse cada 2 horas con 2,5 ml.

✔️ En los días entre el 4 y 7: debe alimentarse de 10 a 12 veces al día con 5 ml.

✔️ Entre el día 8 y 10: debe alimentarse 10 veces al día con 7,5 ml.

✔️ Entre el día 11 y 21: debe alimentarse 8 veces al día con 10 ml a 12,5 ml.

✔️ A partir de los 22 días: debe alimentarse de 3 a 4 veces al día con 25 ml.

Siguiendo estas instrucciones tu bebé gatito debe aumentar de peso con normalidad cada 10 días. De no ocurrir así, puedes probar a incrementar con precaución la cantidad de alimento o la frecuencia. Aunque lo recomendable es que lo lleves al veterinario y sea él quien determine las causas y la mejor manera de proceder.

Un detalle importante en este punto es que recuerdes que la alimentación de tu pequeña mascota no se reduce solo a los horarios diurnos, también en la noche deberás alimentarlo. Para esto necesitarás a alguien que te apoye. Si a causa del agotamiento no puedes cumplir con sus horarios de alimentación, su salud decaerá y puedes ponerlo en peligro.

😹 UN ESFUERZO QUE NO QUEDARÁ SIN RECOMPENSA

¿Qué le puedo dar de comer a mi gato de un mes? 🐈

Cuidar a una mascota bebé puede llegar a ser tan complicado como cuidar a un recién nacido humano. Los esfuerzos y sacrificios de un cuidador llegan a ser agotadores. Pero todos valdrán la pena y nunca quedarán sin recompensa al disfrutar de nuestros excelentes compañeros con los que compartimos nuestro tiempo y amor.

Muchas personas son reacias a recoger animales de la calle, pero este acto de amor y piedad puede no solo salvar una vida animal, también te proveerá de un compañero incondicional al que verás crecer desde sus primeros días. Hay pocas cosas más reconfortantes en el mundo.

En el proceso de cuidado y alimentación de una mascota recién nacida puedes involucrar a todos los miembros de la familia. En especial a los niños, y así ellos crecerán cultivando en sí mismos sólidos sentimientos de amor, creándoles una empatía natural hacia las necesidades de otros seres vivos.

Carrito de compra