13 CURIOSIDADES SOBRE LOS GATOS

13 CURIOSIDADES SOBRE LOS GATOS

Los gatos son una excelente compañía y unas muy buenas mascotas. Pese a aparente apatía, son muy cariñosos y apegados a sus dueños. Y puede llegar a ser un amigo muy fiel.

Pero es posible que, aunque tengas un gato, hay muchas cosas que no conoces acerca de ellos. Y es que los gatos son animales únicos en muchos sentidos. A continuación, te presentamos 13 curiosidades sobre los gatos que no sabías.

1 Agilidad y flexibilidad impresionante

Los gatos cuentan con gran agilidad y flexibilidad. La principal razón de esto se encuentra en su columna vertebral. A pesar de ser tan pequeños, su columna cuenta con nada más que 50 vértebras. Esto permite que puedan tener una gran coordinación y movilidad.

Además, las conexiones que existen entre los discos son menos rígidos que el de otros seres humanos. Eso hace que los discos sean más elásticos y den más amortiguación. Por eso los gatos pueden tener un ángulo de rotación de 180º.

Sus músculos también juegan un papel importante, ya que son más flexibles que el de otros animales. Estos se estiran y se contraen con mucha facilidad. Además de flexibilidad, esto les da potencia al saltar, permitiendo que el gato pueda saltar hasta alturas de 3 metros. Una distancia que es muchísimo mayor a su propia altura.

Sus patas también les ayudan a ser muy ágiles. Estas están dotadas de amortiguadores que, además de hacer que caminen de forma silenciosa, les permite reducir el impacto contra la superficie al saltar.

2 Capacidad para rotar sus orejas 180 grados

Los gatos tienen 32 músculos en cada una de sus orejas que les permiten girarlas hasta 180º para poder percibir de dónde provienen los ruidos. Los humanos apenas tenemos 6 músculos en las orejas, y solo algunas personas consiguen moverlo. Los gatos, en cambio, tienen una musculatura 5 veces más desarrollada que le permite dar estos movimientos.

Los gatos también utilizan sus orejas como una forma de comunicarse. Cuando sus orejas se tensan y se inclinan hacia adelante, significa que el gato está alerta o inquieta. Cuando el gato está enfadado, las girará hacia atrás. Y si baja lateralmente, significa que el gato está a la defensiva y dispuesto a dar un ataque. Sus orejas demuestran que están tranquilos, si están hacia arriba.

3 Dormir por mucho tiempo

Los gatos pasan gran parte de su día durmiendo. De hecho, el promedio es que los gatos duermen de unas 12 a 16 horas al día. Y cuando están pequeños, los gatitos pueden dormir hasta 20 horas al día.

Pero a diferencia de los humanos, este sueño es bastante ligero e intermitente que se encuentre entre lo profundo y lo ligero. La razón por la cual duermen tanto es que así recuperan gran parte de su energía. Los gatos tienen una capacidad impresionante para pasar de un sueño profundo a estar sumamente alerta para huir de un depredador o cazar una presa.

4 Muy hiperactivos durante las tardes

Contrario a lo que muchos piensan, los gatos no son animales nocturnos, sino crepusculares. Es decir, se encuentran más activos entre el alba y el ocaso (o entre el amanecer y anochecer). La razón de esto es que sus presas están más activas durante esas horas, lo que les permite cazar de forma más efectiva.

No obstante, hay gatos que pueden ser más activos durante la noche por otras razones. Por ejemplo, el temor a mascotas o personas, puede hacer que lo haga estar más activo de noche, que es cuando está solo.

Además, los gatos también pueden acostumbrarse a los horarios de sus dueños. La mayoría de las personas interactúa con sus gatos durante la noche. Eso, indudablemente, hace que ellos se sientan más activos durante el tiempo nocturno

No obstante, los gatos están bien adaptados para cazar de noche. Pueden ver muy bien de noche, a pesar de que haya poca iluminación.

algunas curiosidades de los gatos

5 Audición muy aguda

Este dato quizá pueda sorprenderte, pero un gato tiene un oído muchísimo más sensible que el de un perro. Un ser humano puede percibir sonidos de apenas 20.000 hercios y un perro de 40.000 hercios. Un gato tiene una sensibilidad entre 50.000 y 100.000 hercios.

Los gatos también tienen una mejor capacidad para percibir la intensidad acústica que los humanos. Ellos pueden percibir sonidos que los humanos no pueden. Sus oídos tienen un diseño que les permite filtrar sonidos de fondo, y concentrarse en los que son importante. Por eso, son capaces de reconocer el chillido que hacen los ratones para comunicarse con otros a unos 20 metros de distancia.

6 Peso de hasta 9 kilos

El gato ragdoll es uno de los gatos domésticos más grande del mundo, que tiene un peso de 9 kilos. Este peso es dos o tres veces más que el de un gato normal, cuyo peso ideal es de 3,5 a 4 kilos.

Pero hay gatos que pueden pesar aún más. El gato ragamuffin suele tener un peso que gira en torno a los 8 a 14 kilos. Los cheetoh tienen un peso estándar de 10 kilos. Los Maine coon y los Savannah son gatos grandes también, este último llegando a pesar hasta unos 23 kilos.

7 Duermen más del 70% al día y 15% acicalándose

Como mencionamos anteriormente, gran parte del día los gatos lo dedican un a dormir. Sus 12 a 16 horas equivalen a un 70% del día.  Otro 15% lo dedican al acicalamiento, es decir, a la lamerse el pelaje para quitarse el pelo muerto, esparcir sus aceites naturales y quitar el sucio. Esto lo hacen para quitar la suciedad y mover eliminar parásitos.

El acicalarse también es bueno para salud del gato. Al lamer su piel, absorbe vitamina E, lo que a su vez le da tranquilidad. El otro pequeño porcentaje lo dividen entre marcar territorio, explorar, jugar y cazar.

8 No pueden ver directamente debajo de su nariz

Así es, su campo de visión no les permite ver debajo de su nariz. De hecho, tienen un poco de dificultad para ver a corta distancia, debido a la acomodación de su cristalina. De allí la importancia de sus bigotes, que son sensores que compensan esa falta de visión.

9 Capacidades sensoriales muy desarrolladas

Los gatos tienen capacidades sensoriales muy desarrolladas en comparación a otros animales. Sus bigotes y pelaje están conectados al sistema nervioso para percibir mínimas vibraciones. Su sentido del olfato es 14 veces más agudo que el nuestro. De hecho, ellos escogen su comida más por el olor que por el sabor. Las almohadillas de sus patas pueden detectar la temperatura de las superficies. Sus ojos pueden ver en una mínima cantidad de luz.

cosas que no sabías de los gatos

10 Los gatos no tienen pestañas

Algo que diferencia a los gatos de los seres humanos, es que ellos no tienen pestañas. La razón es que ellos no necesitan las pestañas para lubricar sus ojos, puesto que tienen un tercer párpado que ya cumple esta función.

12 Cinco dedos en las patas delanteras y 4 en la trasera

Los gatos no tienen 20, sino 18 dedos en total. Cinco dedos en cada pata delantera y 4 en cada trasera. No obstante, hay gatos que pueden tener más dedos a causa de una condición genética llamada polidactilia.

13 Soñar con un gato blanco trae buena suerte

Muchos creen que soñar con un gato blanco es sinónimo de buena suerte. Los gatos son un reflejo de emociones positivas como la confianza, la seguridad y la tranquilidad. Si a esto agregamos el color blanco que suele ser sinónimo de pureza y limpieza, podemos entender la razón de esta creencia.

12 Los maullidos son un lenguaje que utilizan para comunicarse con los humanos

Los maullidos no son un lenguaje innato en los gatos, ellos no se comunican a través de los maullidos, sino a través de otros sonidos. Los maullidos son un mecanismo que desarrollaron para comunicarse con nosotros.

A través de los maullidos llaman la atención de los seres humanos y así pueden obtener lo que quieren. Por ejemplo, es normal que un gato nos maúlle para que lo demos su porción de comida correspondiente.

De hecho, según algunos estudios, los gatos utilizan diferentes tipos de maullidos con diferentes significados y que solamente sus dueños pueden entender.

Carrito de compra